Los robos en viviendas en Galdakao se elevan de 72 a 108 en el último año

Comisaría de la Ertzaintza en Galdakao. / JORDI ALEMANY
Comisaría de la Ertzaintza en Galdakao. / JORDI ALEMANY

Según el balance de 2017 de la Ertzaintza, los delitos crecieron de 807 a 963, mientras que en Basauri las infracciones descendieron desde las 1.214 hasta las 1.163

LEIRE PÉREZ GALDAKAO.

La Ertzaintza de Galdakao tuvo más trabajo el pasado año que en 2016. De acuerdo al balance del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, fue la localidad de entre 25.000 y 50.000 habitantes de Euskadi que más casos de robos con fuerza en viviendas registró. Además, la cifra se duplicó respecto al ejercicio anterior, pasando de 72 a 108. Este tipo de delito es uno de los que mayor alarma social generan, especialmente después del asesinato, a manos de dos menores de edad de 14 años, de dos ancianos en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga el pasado 18 de enero, cuando accedieron a su piso para robarles. En el caso de Basauri, otro de los municipios de los que ha ofrecido datos la Policía autónoma, las incursiones en hogares denunciadas fueron casi la mitad que en la localidad vecina, y bajaron de 69 en 2016 a 59.

El informe también revela que Galdakao fue además la tercera urbe dentro de su rango con mayor tasa de infracciones por cada mil habitantes, 32,83, por detrás de Sestao (35,94) y Eibar (34,58). La cabecera de comarca, por su parte, cerró el ejercicio con una tasa de 28,45.

El número de denuncias registradas por la Ertzaintza en Galdakao crecieron de 807 a 963 durante los últimos doce meses. En el caso de los delitos contra el patrimonio, pasaron de 648 a 784, aunque, dentro de estos, se redujeron los hurtos, de 230 a 208. Los robos con violencia, sin embargo, ascendieron de 21 a 34.

El pasado año surtieron efecto las campañas informativas sobre estafas, puesto que bajaron de 20 a 14, y también fueron menos los robos de vehículos, 9 frente a los 27 del 2016. Una de las notas más negativas fue la de la violencia contra la mujer. No hubo que lamentar ninguna agresión sexual -en 2016 sí se produjo una-, aunque sí dos infracciones contra la libertad sexual.

Tráfico de drogas

Si hace dos años no se registró ningún caso de tráfico de drogas, en los últimos doce meses hubo 5. Uno de los más llamativos tuvo lugar a finales de año, cuando la Ertaintza detuvo a un joven de 30 años después de que los agentes percibieran que su vehículo despedía un fuerte olor a marihuana. Tras darle el alto, encontraron en el interior del automóvil distintas sustancias estupefacientes.

En Basauri, ese delito contra la seguridad colectiva se multiplicó por cinco, y de los 2 casos contabilizados en 2016 se pasó a una decena en 2017. Esas infracciones se encuentran entre las 1.163 registradas en esta localidad el pasado año, 51 menos que un año antes. Se notificaron 872 denuncias contra el patrimonio, 44 menos que durante 2016, y los hurtos superaron los 400 casos, 31 menos que en el período anterior.

Descendieron los robos con intimidación de 38 a 17 -en Galdakao crecieron de 21 a 34- y se sustrajeron 18 vehículos, el doble que un año antes. Paradójicamente, y después de las movilizaciones que tuvieron lugar el pasado año, especialmente en los 'Sanfaustos', las agresiones sexuales también descendieron, y pasaron de 4 a 3. En el caso de otras infracciones contra la libertad sexual, bajaron de 3 a 2.

 

Fotos

Vídeos