Las retribuciones de equipo de gobierno y oposición marcan el pleno de Galdakao

Galdakao repartió en el pleno de ayer las concejalías de esta legislatura. /Cristina Raposo
Galdakao repartió en el pleno de ayer las concejalías de esta legislatura. / Cristina Raposo

El Partido Nacionalista Vasco critica la decisión de reducir en un 10% las asignaciones de la oposición

CRISTINA RAPOSOGALDAKAO

El Ayuntamiento de Galdakao celebró ayer su primer pleno, de carácter extraordinario, de la recién estrenada legislatura. La retribución de la nueva corporación municipal y la asignación de los grupos políticos fue la cuestión que marcó la sesión. Aunque ya se conocía que el nuevo equipo de gobierno, conformado por EH Bildu, Auzoak, Usansolo Herria y Podemos Galdakao, iba a reducir en un 30% el sueldo de todos los ediles, en la votación quedó patente que no todo el mundo comparte la medida adoptada por el equipo que lidera el alcalde, Iñigo Hernando.

El representante del PNV Rubén Seoane denunció que el nuevo gabinete no ha informado debidamente a los miembros de la oposición, algo que a su juicio «no da lugar a realizar aportaciones». El edil jeltzale también defendió que en el anterior mandato la oposición no cobraba menos que el equipo de gobierno, si no que recibía el 33% más de retribución. «La oposición es una parte muy importante del sistema y nosotros tenemos los mismos derechos y deberes que el resto de representantes del gobierno. No entendemos la reducción y nos parece una temeridad hablar de un ahorro de 600.000 euros. ¿Es este el estilo de EH Bildu?», proclamó Seoane.

Fue el propio alcalde, Iñigo Hernando quien tomó la palabra para explicar que la reducción del 10% en el salario de los representantes de la oposición se ha establecido siguiendo los criterios de EUDEL, «al igual que en Basauri y Santurtzi donde gobierna el Partido Nacionalista», argumentó. En respuesta a la pregunta formulada por el nacionalista, el máximo mandatario aseguró que «el estilo de EH Bildu ya se verá con el tiempo». Pese al voto en contra del PNV y a la abstención del PSE, finalmente la propuesta presentada fue aprobada con el voto a favor del equipo de gobierno, .

Este, sin embargo, no fue el único punto del día que causó controversia. Y es que el portavoz del PSE, Txema Larrazabal, se manifestó en contra del área de Organización Municipal Territorial que se le ha otorgado a Agustín Aizpuru, de Usansolo Herria. A su juicio, la decisión tiene como «único fin avanzar en el proceso de segregación» en el que Usansolo lleva más de tres décadas sumergido. «En el pasado mandato ya tenían su comisión. Es por ello que no vemos necesaria su nueva concejalía», apuntó.

Las caras nuevas

Tras semanas de espera, finalmente la sesión de ayer sirvió para presentó ante la ciudadanía a los miembros que ocuparán las diversas áreas municipales durante los próximos cuatro años. Y aquí, otro de los cambios más destacados de la nueva andadura municipal. Y es que la nueva organización contempla seis concejalías, frente a las 14 del mandato anterior. Una reducción que deja en manos de EH Bildu tres departamentos, además del alcalde: Nerea Orozko, Asier Egiraun y Edurne Espilla, serán los encargados de las áreas de Ciudadanía y Alcaldía, Urbanismo y Movilidad, y Juventud, Cultura, Deporte y Euskera, respectivamente.

El resto de los cargos se reparten entre los socios de gobierno de la formación de la izquierda abertzale. Así, Mari Paz Losada, portavoz de Auzoak, liderará el área de Políticas Sociales y será la vicealcaldesa primera. De este modo, sustituirá al alcalde en todas aquellas labores que corresponda. Su compañero Francisco Javier Ibarreche encabezará el área de Hacienda y Régimen Interno. Agustín Aizpuru, de Usansolo Herria, como ya se había desvelado, gestionará Organización Terriorial. Además, cada comisión de dividirá en diferentes áreas, que contarán con su concejal responsable. Los plenos, además, se celebrarán a las 18.00 horas, como hasta ahora, el último jueves de mes.