Recriminan al PNV un retraso de «10 años» en el nuevo puente de la Baskonia

La actuación arrancará después del período navideño para no generar más complicaciones en una época en la que hay un gran volumen de movimientos por carretera

L. PÉREZ BASAURI.

El lunes el Ayuntamiento de Basauri anunció la adjudicación de las obras, que permitirán descongestionar una de las salidas más usadas de Basauri por la N-634 a través de la construcción del nuevo puente de la Baskonia. La actuación arrancará después del período navideño para no generar más complicaciones en una época en la que hay un gran volumen de movimientos por carretera. El tajo tendrá una duración de nueve meses y se trata de una intervención muy esperada por los basauritarras al producirse en este punto grandes aglomeraciones de vehículos.

Para Basauri Bai la actuación aún así «llega tarde». «Desde el año 2008 se ha tenido el dinero que concedió la Diputación para la construcción, pero ha transcurrido toda una década y varias legislaturas sin efectuar la inversión», censuran. Desde la formación vinculada a Podemos, recuerdan que «a pesar de tener un proyecto inicial del año 2010 y los estudios técnicos realizados, la partida presupuestaria se tuvo que congelar a la espera de que se ejecutase la obra y es en 2017 cuando se vuelve a encargar un nuevo proyecto y se hace finalmente en año electoral».

«La dilatación de su ejecución supone una ineficaz y pésima gestión del gobierno municipal», reprochan. Por ello, consideran que «no ha habido ningún interés por parte de los mandatarios locales en resolver los problemas de circulación, ni en hacer un mejor paso peatonal, ni tampoco ciclable que acerque Basauri y Etxebarri». Portavoces municipales prefirieron no contestar a las críticas a una infraestructura que tendrá un coste de 1,7 millones de euros. El nuevo paso obligará a hacer algunos cambios en la zona. Así, se intentará mantener el «tráfico peatonal» durante la ejecución de los trabajos y el tráfico continuará por el «puente actual».

 

Fotos

Vídeos