El puente de la Baskonia, cerrado a peatones para colocar el tablero

La infraestructura se abrirá al tránsito en septiembre, un mes antes de lo previsto

L. PÉREZBASAURI.

Las obras de construcción del futuro puente de la Baskonia encaran su recta final y obligarán, a partir de mañana, a cortar el tráfico peatonal. La prohibición durará hasta principios de septiembre, cuando está previsto se termine la obra. Será, si todo sigue así, «un mes antes» de la fecha estimada inicialmente, explicaron portavoces municipales.

En esta segunda fase se desarrollarán distintos trabajos entre ellos los que servirán para demoler la estructura actual y para ejecutar una losa de hormigón. Será necesario además sustituir la línea aérea de media tensión, así como colocar celosías en el tablero. La ejecución de estas labores implicará la realización de trabajos en altura, con grúas de gran tonelaje y tareas de soldadura, lo que obligará a utilizar el máximo espacio para que los operarios puedan trabajar con seguridad.

Según explicó Nerea Renteria, concejala de Urbanismo, «hasta llegar a este punto hemos cerrado el puente al tránsito peatonal en momentos puntuales, pero ahora hay que cortarlo casi a diario, lo que puede provocar mucha confusión entre los usuarios al permanecer abierto solo en ciertos horarios, que además no son siempre los mismos».

En la medida se ha tenido en cuenta que «en breve entramos en verano, un período en el que la afluencia de peatones disminuirá notablemente, por lo que se cerrará el paso hasta que el nuevo reúna las condiciones para asumirlo», añadió la edil. La construcción del nuevo puente supondrá una inversión de 1,7 millones de euros, cuantía subvencionada por la Diputación Foral de Bizkaia.