El programa municipal de Infancia de Basauri atiende a casi dos centenares de menores vulnerables

Los servicios sociales basauritarras se han ocupado de 188 niños y 176 adultos. /FOTOLIA
Los servicios sociales basauritarras se han ocupado de 188 niños y 176 adultos. / FOTOLIA

Cada vez recurren más al servicio familias que han sufrido separaciones, divorcios traumáticos o con graves problemas de salud mental

LEIRE PÉREZBASAURI.

Durante el año pasado 188 menores basauritarras fueron atendidos por el Servicio de Intervención Socioeducativa, en el marco del programa de Infancia de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Basauri. Se trata de un plan dirigido a la infancia, pero también a la juventud y a familias que están pasando una situación de vulnerabilidad, desprotección, exclusión social y dependencia. Junto a los menores de edad se prestó ayudó a 176 adultos, con un mayor incremento de hombres, al fomentarse desde el servicio municipal una «participación igualitaria en los procesos de intervención», explican. En total, 137 familias fueron atendidas, la mayoría unidades convivenciales biparentales, aunque el 21% fueron parejas separadas y divorciadas y un 10% familias monomarentales.

La atención fue individual y grupal. Un año más aumentó el número de intervenciones que se tuvieron que realizar con familias divorciadas en separaciones conflictivas y presencia de graves problemas de salud mental en alguno de los miembros de la familia. En cuanto a la edad de los menores atendidos, el mayor volumen se situó en las edades comprendidas entre los 10 y 14 años, una franja en la que las necesidades y los problemas son mayores por la evolución de los niños. No obstante los técnicos municipales inciden en la necesidad de trabajar en «etapas de la infancia más temprana para prevenir posibles indicadores de riesgo más adelante».

Los basauritarras recurrieron al programa de distinta forma. Durante el año pasado se hizo frente a 46 demandas nuevas, el resto de intervenciones se arrastraba de meses anteriores. El 32% de las personas fueron por iniciativa propia, frente al 28% que fueron dirigidas desde los centros educativos, el 21% desde los servicios sociales de base y otro 15% desde los centros de salud.

Guía de recursos

De las 182 intervenciones totales en las que se trabajó, 80 se pudieron cerrar, la mayoría porque mejoró la situación. Al haberse ampliado los destinatarios del programa para dar respuesta a la nueva cartera de servicios e incluirse en los últimos meses a las personas en riesgo de exclusión y dependencia, los servicios municipales han elaborado una guía de recursos para orientar a los demandantes e incluso se está elaborando un protocolo para atender a la población en riesgo de exclusión.

Aunque en 2018 no se hicieron intervenciones con este tipo de personas al haberse registrado varias bajas laborales en el departamento, según se recoge en la memoria municipal. Además, el departamento municipal está trabajando desde una perspectiva de género a la hora de solucionar las problemáticas familiares.

Temas

Basauri