Profesores y padres de Galdakao protestan por el retraso de la nueva haurreskola

El comunicado fue leído durante la protesta por una profesora, una madre, un padre y una representante de EHBildu. /A. ANDUEZA
El comunicado fue leído durante la protesta por una profesora, una madre, un padre y una representante de EHBildu. / A. ANDUEZA

Acompañados por hosteleros y políticos de la oposición, denuncian los «errores técnicos» en el proyecto que han dilatado los plazos previstos y aumentado el coste de los trabajos

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Las madres, padres y profesores de la haurreskola de Galdakao se concentraron ayer para protestar por el retraso en las obras de las futura instalaciones en la plaza Lehendakari Agirre, y que vendrán a sustituir a las existentes en la calle Bizkai. La comunidad educativa teme que la nueva guardería no pueda abrir sus puertas hasta el curso 2019-2020. Por ello, y para mostrar sus preocupación ante esta situación, ayer se reunieron junto a la futura haurreskola, una protesta en la que estuvieron acompañados por otros vecinos, hosteleros de la zona y representantes de partidos políticos, caso de Galdakao Orain, EH Bildu y Galdakao Bizirik.

Los convocantes leyeron un comunicado conjunto en el que cargaron contra el equipo de gobierno por el retraso en la apertura de este nuevo espacio educativo. Según recalcaron «han surgido nuevos problemas técnicos durante el desarrollo de la obra ocultando la verdadera razón, que no es otra que los importantes errores técnicos que contiene el proyecto original desde el inicio de su desarrollo». Unos defectos que «obligarán a una nueva licitación para adjudicar la obra, lo que nos hace temer que la inauguración se retrase hasta el curso 2019-2020».

Según enfatizaron, «el equipo de gobierno formado por PNV y PSE nos repitió hasta la saciedad que su proyecto era mejor, más bonito y más barato que cualquier otra alternativa, pero los errores técnicos van a obligar a ampliar el presupuesto, como poco, en 250.000 euros, un 37% más que el proyecto original adjudicado en 672.000 euros».

Padres, profesores, hosteleros y representantes de los tres partidos políticos presentes en la concentración «expusimos que la plaza Lehendakari Agirre, ubicación elegida por el equipo de gobierno para la nueva haurreskola, era totalmente inadecuada porque no respondía a las necesidades de los niños e hipotecaba el uso de buena parte de la plaza». Y ante la situación actual criticaban que desde el ejecutivo local se hayan mostrado «incapaces de oír la opinión de los agentes implicados, que planteábamos una ubicación alternativa».

Los problemas técnicos que han generado el sobrecoste en la obra se deben a fallos de cimentación que no venían recogidos en los pliegos -se trata de una guardería semisoterrada- que obligaba a «empezar de cero», algunos aspectos de la obra, como explicaba hace unas semanas el concejal de Urbanismo, Fernando Izagirre. La empresa adjudicataria no quiso asumir ese gasto, por lo que abandonó unas obras que deben volver a salir a concurso.La voluntad del Ayuntamiento es tener los trabajos terminados en enero del año próximo, una vez se lleven a cabo las mejoras necesarias. Se van a incluir además en este nuevo contrato de 250.000 euros la adquisición de todo el mobiliario del recinto. Padres y profesores, por su parte, no son tan optimistas y temen que la nueva haurreskola no abra sus puertas hasta el inicio del curso de 2019-2020.

 

Fotos

Vídeos