La pregunta de Galdakao a los barrios sobre la segregación de Usansolo vulneraba la ley

Votación no oficial celebrada en Usansolo en 2014 para la desanexion de Galdakano. / BORJA AGUDO
Votación no oficial celebrada en Usansolo en 2014 para la desanexion de Galdakano. / BORJA AGUDO

Madrid abre la puerta a que el Consistorio plantee la cuestión en otros términos para que cumpla con la legalidad en materia de Régimen Local

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

¿Desea que su barrio sea incluido en el proceso abierto de segregación de Usansolo? Esta pregunta era la que el Ayuntamiento de Galdakao tenía previsto trasladar a la ciudadanía de las nueve zonas próximas a este barrio, ante la inexistencia de documento público algunos que determine sus límites geográficos exactos. Pero planteada de esta forma vulnera la ley de bases reguladoras del Régimen Local. Así lo aseguran fuentes del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que ha denegado autorizar al Ayuntamiento realizar esta consulta popular cuya primera convocatoria estaba fijada para el 11 de noviembre.

Pero el Gobierno central deja la puerta abierta a la Administración municipal galdakaotarra para que pueda seguir adelante con su intención de preguntar a las barriadas próximas a Usansolo sobre si se quieren sumar a este proceso de desanexión. Eso sí, le advierte que para ello tiene que reformular la pregunta y hacerlo en unos térmicos que se ajusten a la legalidad.

¿Y por qué la consulta del Ayuntamiento incumplía la legislación en materia de Régimen Local? Fuentes del Ministerio de Política Territorial y Función Pública explican que «esta pregunta planteada (por el Consistorio en estos términos) transciende el ámbito municipal, por lo que no se ciñe a la ley». El artículo que se ha vulnerado de esta norma, según el Gobierno central, ha sido el 71.

No es algo excepcional. Fuentes del Ejecutivo estatal añaden que «este departamento recibe a diario muchas consultas en diferentes pueblos de la Península y, si las preguntas que lanzan a la ciudadanía cumplen con la ley, se aprueban. Si no lo hacen, se rechazan». «No tiene nada que ver de dónde vengan», puntualizan estas mismas fuentes.

La última decisión de Madrid, hecha pública el pasado viernes tras el Consejo de Ministros, ha vuelto a sembrar la incertidumbre sobre el proceso de desanexión de Usansolo, y que se apoya en la Norma Foral de Demarcaciones Territoriales, que permite la creación de nuevas localidades en el territorio histórico. Fue voluntad del Ayuntamiento consultar a las barriadas próximas a Usansolo si querían tomar ese camino para dejar de formar parte de Galdakao y formar un nuevo municipio. Los núcleos a los que se iba a preguntar eran Puentelatorre, Labea, Labeaga, Urazka, Arteta, Ordañe, Lekue, Lekubaso y Gorosibai. También fue decisión de gobierno municipal consultar a Madrid sobre si la pregunta elaborada se ajustaba a ley.

Aquella decisión fue muy criticada por Usansolo Herria, partido creado en este barrio y que cuenta con dos concejales en el Consistorio galdakaotarra. En su opinión esta pregunta previa planteada por el PNV lo que buscaba era «alargar el proceso y así llegar a las elecciones municipales del año que viene». También sostenían que «no era necesario consultar a Madrid». El gobierno local está a la espera de recibir respuesta oficial por escrito de Madrid sobre el rechazo de su pregunta para definir qué pasos se dan a partir de ahora en este proceso de segregación.