Padres denuncian la falta de bedel en un colegio de Galdakao

Imagen del exterior del colegio Gandasegi. / MIREYA LÓPEZ
Imagen del exterior del colegio Gandasegi. / MIREYA LÓPEZ

Colegio y progenitores piden al Ayuntamiento que sustituya al trabajador titular, de vacaciones, para evitar situaciones de peligro para los alumnos

A. ANDUEZA / H. RODRÍGUEZ GALDAKAO.

Los padres de los alumnos de Infantil y Primaria del colegio Gandasegi de Galdakao llevan varias semanas preocupados por la ausencia del bedel que habitualmente se encarga de abrir y cerrar las puertas del centro y de vigilar los accesos. El empleado disfruta, -«con todo su derecho»- de unas vacaciones que, por distintas razones, suman tres meses. En su ausencia, nadie se ocupa de realizar su labor, por lo que los progenitores y los responsables del centro, están preocupados.

«Esa persona controla los accesos, vigila que nadie ajeno al centro se cuele, abre y cierra las puertas para acceder a las aulas y permanece alerta cuando los pequeños salen a los baños», cuenta Begoña Nieto, madre de dos alumnos, una de 2 y otro de 5 años. La mujer reconoce que al principio se pensó que la ausencia del trabajador no se iba a notar tanto, pero que poco a poco «nos hemos dado cuenta de que no es así». De hecho, tanto la AMPA como los responsables de Gandasegi han acudido al Departamento de Educación para solicitar que «pusieran a otra persona». La respuesta les sorprendió.

«Nos dijeron que ese puesto debía ser cubierto por el Ayuntamiento de Galdakao, porque era personal municipal», relata Nieto. Esta semana, ella misma ha acudido a la oficina de Atención Ciudadana, Esan, para solicitar una reunión urgente con el responsable municipal del área de Euskera y Educación, Errupin Jauregi. «Nos dijeron allí que podría tardar un mes en atendernos, y nos preocupa porque seguir sin bedel acarrea trastornos y nos angustia que cualquiera pueda acceder», se lamenta la madre.

«Ellos cubrían la plaza»

Los responsables municipales anunciaron ayer mismo que ya se han puesto en marcha para que «cuanto antes se reincorpore otra persona como conserje, para cubrir la ausencia». No obstante, un portavoz del Ayuntamiento quiso aclarar que la dirección anterior del centro educativo, que finalizó el curso pasado su labor de gestión, ya les anunció que el bedel iba a coger vacaciones desde octubre hasta diciembre».

«Cuando nos avisaron de este extremo, ellos mismos nos dijeron que sería el propio centro quien cubriría la plaza con los actuales trabajadores», aseguran. A su entender, tras las primeras semanas de ausencia del titular del puesto, «se han dado cuenta de que no pueden hacer su labor con personal propio». Fuentes de la AMPA aseguraron ayer a EL CORREO que les «consta que tanto el colegio como la propia asociación de padres y madres han hecho todo lo posible para solucionar la situación» pero que «el Ayuntamiento ha hecho oídos sordos».

El empleado ausente se ocupada de la primera planta del centro, donde están los ciclos de Infantil y Primaria, es decir, los alumnos más pequeños. El segundo piso, donde estudian los mayores, dispone conserje propio.