Orduña invierte 280.000 euros en renovar el campo de fútbol de Arbieto

Entrada a las instalaciones del campo municipal de fútbol de Arbieto. / C. D. ORDUÑA
Entrada a las instalaciones del campo municipal de fútbol de Arbieto. / C. D. ORDUÑA

Las obras incluyen la instalación de un nuevo césped artificial de última generación

CRISTINA RAPOSOORDUÑA.

Finalizado el calendario federado, el campo de fútbol de Arbieto de Orduña ya se encuentra sumergido en varias labores de mejora. Esta instalación, que llevaba sin ser reformada desde el 2004, contará a partir de septiembre con nuevos vestuarios, actualmente instalados, y con un renovado césped artificial de «un material de última generación». «Gracias a ese cambio que se efectuará a finales de este mes, la ciudad será un referente en Euskadi. Actualmente solo existen dos espacios deportivos que cuentan con un firme de estas características, Lezama y Zubieta», destacan fuentes municipales. Además de todo ello, también se sustituirán las puertas y se mejorarán las paredes y el enchapado de los edificios anexos.

Estas labores de reforma tendrán un coste de 282.875 euros para las arcas municipales. Una cuantía que el Ayuntamiento no abonará de inmediato. Y es que los trabajos han sido contratados bajo la modalidad de arrendamiento con opción a compra por un periodo de cinco años. «Simplemente es la fórmula que permite que el Consistorio pueda ejecutar el proyecto, que se considera muy urgente, porque actualmente no dispone de una partida destinada directamente a ello», explican. Así, este 2019 la institución local tan solo tendrá que abonar 18.634 euros.

El deterioro que ha sufrido dicho enclave deportivo a lo largo de estos últimos 15 años era ya «muy palpable», denuncian. Por ello, el club CD Orduña instó al Ejecutivo local a que actuase de inmediato e iniciase las reformas y mejoras pertinentes. Una medida, que según confirman las mismas fuentes, ya se encontraba entre las actuaciones a ejecutar en este ejercicio. «El mal estado del césped hacía impracticable dicha modalidad deportiva, y además suponía un riesgo para la integridad física de las personas», aseguran. De hecho, en este emplazamiento han llegado a darse cita cerca de 500 personas.

En las inmediaciones de la bolera municipal también se está construyendo una cancha multideporte que contará con un total de cuatro canastas y dos porterías. «El recinto deportivo estará cerrado mediante un vallado de 2 metros de altura en los laterales y 3 metros de altura en el fondo, para evitar que balones o pelotas se escapen del espacio y golpeen a viandantes o coches que circulen por las inmediaciones», explican. Dichos trabajos que comenzaron el pasado mes de abril se prevé que finalicen en los próximos días.