Orduña no ha colocado aún el busto de Iván Fandiño cuatro meses después del homenaje

El artista Sergio del Amo creó el busto de Iván Fandiño./E. C.
El artista Sergio del Amo creó el busto de Iván Fandiño. / E. C.

El que fuera el apoderado del diestro, Néstor García, ha denunciado por carta esta situación y el nulo interés que muestran las instituciones locales por honrar la imagen del maestro

ASIER ANDUEZA

Cuatro meses después del homenaje tributado al torero orduñarra Iván Fandiño, el busto inaugurado junto a la plaza de toros, donde apenas permaneció 24 horas, acumula polvo en unos locales municipales sin que nadie dé razón de cuál será su emplazamiento definitivo, una situación que contrasta con la reciente colocación de una estatua similar en la plaza de toros de Bilbao. El que fuera el apoderado del diestro, Néstor García, ha denunciado por carta esta situación y el nulo interés que muestran las instituciones locales por honrar la imagen del maestro.

«Hace meses me plantearon la posibilidad de celebrar una semana cultural en Orduña en torno a la figura del orduñés más universal. Intuía cómo iba a terminar todo y, por desgracia, el tiempo me dio la razón», comienza diciendo en su misiva publicada en las redes sociales que ha generado la polémica en Orduña.

En mayo, justo antes de sus conocidos Ochomayos, se organizaron diversos actos que culminaron con un festival taurino donde estuvieron todas las figuras de la tauromaquia con las que Iván mantuvo relación. Toreros y ganaderos actuaron y cedieron sus reses gratuitamente y los organizadores de los actos colaboraron también de forma altruista. «Todos ellos lo hacían por Iván», recuerda García, quien arremete contra el Ayuntamiento de Orduña, «con su alcaldesa a la cabeza», por «no dejar de poner problemas a la colocación de dicho busto en un lugar representativo de la ciudad, dando como única opción las afueras de la ciudad». Incluso el apoderado se desplazó a un pleno en Orduña «en el que fui testigo del autoritarismo de la Corporación municipal y el pasotismo de la oposición, donde fui tratado con desprecio y prepotencia, precisamente por aquellos que pedían libertad hace no tantos lustros... ver para creer», dice en su escrito.

Según Néstor García, el busto se ha pagado con las suscripciones y beneficios del festival. «Ya no hablo de dedicarle una calle, que sería lo razonable, es que no han dejado ni poner su monumento», añade. «Su pueblo, ese que pregonó por todos los lugares del mundo, le niega el recuerdo. Esto no es política, ni es toros si o toros no, esto es memoria y agradecimiento», lamenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos