La oposición basauritarra fuerza una reunión para mejorar las condiciones de los jardineros

La plantilla lleva meses denunciando su situación y haciendo protestas y paros. / E. P.
La plantilla lleva meses denunciando su situación y haciendo protestas y paros. / E. P.

Los partidos piden incorporar al futuro contrato las peticiones de la plantilla, como una subida salarial anual del 1%

LEIRE PÉREZBASAURI.

Los cuatro partidos de la oposición del Ayuntamiento de Basauri-PSE, EH Bildu, Basauri Bai y PP- han solicitado a la Alcaldía una reunión para conocer la situación de los 15 trabajadores de la contrata de jardinería que llevan más de un año -desde mayo de 2018- con protestas laborales. Esta semana han incrementado en media hora los paros diarios, que serán de 10.00 a 11.30 horas. Los empleados denuncian de esta forma que llevan «cinco años» con el salario congelado. Sus movilizaciones, de momento, les han servido para poco. En este tiempo no han logrado un acuerdo con la patronal. Tampoco han captado la atención del Consistorio para que, como pretendían desde un principio, actúe de intermediario.

La oposición quiere saber de paso cómo serán los pliegos del nuevo concurso, que se están redactando en la actualidad, y que previsiblemente se licitará a finales del mes de julio después de que la empresa contratada haya decidido renunciar a los dos años de prórroga que le correspondían. «La parte sindical nos ha comentado que el Ejecutivo local tiene la idea de dividir el concurso en dos lotes, por lo que queremos saber qué significa eso y en qué afecta a los empleados», explicó el portavoz de EH Bildu, Exabier Arrieta. Para la coalición abertzale, que siempre se ha manifestado en contra de las subcontrataciones de servicios públicos, se debe aprovechar la licitación para incluir las «reivindicaciones laborales» de los trabajadores y zanjar el problema. «El Ayuntamiento no puede jugar a ser un comité de empresa, pero entendemos que no puede ser ajeno por ideología y porque las protestas repercuten en el servicio», aseguró.

División del concurso

El PSE censura que «no tenemos información» del contrato porque no hay «gobierno ni comisiones»

Tanto la coalición abertzale como Basauri Bai solicitan que se recoja en los pliegos la obligación de una subida salarial anual del 1% y que se garantice la ultraactividad, es decir, que si no se logra aprobar un nuevo convenio los empleados no pierdan las condiciones del anterior. Muestran reticencias con la división del concurso en dos lotes, uno para podas y otro para siega. «Es complicado porque actualmente los trabajadores desempeñan una u otra tarea en función de las necesidades» recordó Boby Galdós. En su opinión, se pueden convocar licitaciones más pequeñas en otros servicios como las basuras, pero no en este caso.

«No va a ser beneficioso para el trabajo, porque hay momentos del año en los que se hace más poda y en otros más siega», apuntan representantes de los empleados. Desde el PSE, Isabel Cadaval censuró que «dado que no se termina la organización del Ayuntamiento, ni se convocan las comisiones, el resto de partidos no podemos tener información». Y apuntó que «nos estamos enterando por los trabajadores y no por el gobierno. No hay información por parte del PNV».