Otra operación policial en el 'after' de Arrigorriaga concluye con 71 identificados

Varias furgonetas de la Ertzaintza en una redada, el pasado mes de abril, en la discoteca de Arrigorriga. /E. C.
Varias furgonetas de la Ertzaintza en una redada, el pasado mes de abril, en la discoteca de Arrigorriga. / E. C.

En el despliegue, coordinado entre la Policía Local y la Ertzaintza, se han intervenido armas blancas y diversas cantidades de droga

ASIER ANDUEZAARRIGORRIAGA

La Ertzaintza y la Policía Muncipal de Arrigorriga han intervenido esta madrugada varios tipos de drogas y armas blancas -tres navajas de grandes dimensiones-durante una operación en el 'after' Atxukarro, de Arrigorriaga, según han confirmado fuentes de la guardia urbana del municipio. Durante el dispositivo, formado por 30 agentes de ambos cuerpos, se ha identificado a 71 personas. Algunas de ellas han proferido insultos contra los uniformados.

Los cuerpos de seguridad han entrado en el establecimiento hostelero en torno a las 7.45 horas con perros especializados en el rastreo de estupefacientes. En ese momento, decenas de jóvenes se encontraban de fiesta en el polémico espacio. Además de las drogas y las armas, se han entregado dos citaciones judiciales a sendas personas requeridas por la Justicia.

En lo que va de año, es la segunda operación de ese calibre que se desarrolla en el recinto, ubicado en una zona apartada del barrio Lonbo. El pasado mes de abril, la Ertzaintza realizó una macrorredada que terminó con la clausura del local, que además fue sancionado por el Ayuntamiento por incumplir horarios. Entonces, se encontraron diversas cantidades de estupefacientes, así como una pistola de descargas eléctricas –táser–, armas blancas y una porra extensible.

Altercados y ruidos

Tras reabrir sus puertas, el pasado mes de octubre, los incidentes han vuelto a reproducirse. El 10 de noviembre, la Policía vasca volvió a visitar el 'after' e identificó a una veintena de jóvenes después de que apareciese un chico de 25 años ensangrentado. Lo que en un primer momento parecía un apuñalamiento acabaron siendo heridas fortuitas por cristales. Fue la gota que colmó la paciencia de los vecinos, que a principios de año ya habían denunciado ruidos y altercados.

El negocio, que hace una década era el conocido restaurante 'Txomin', tiene licencia de bar y por tanto su horario de apertura es de 9.00 a 00.00 horas. El incumplimiento reiterado de estos plazos, las quejas de los residentes y la reiterada detección de drogas tienen al Ayuntamiento de Arrigorriaga en guardia. De hecho, hace pocas semanas reconocían estar «especialmente vigilantes y atentos ante todo lo que pasa en la zona para actuar si hay infracciones de cualquier tipo». El propio alcalde, Asier Albizua, aseguró que el 'after' «ya ha sido multado anteriormente por incumplir los horarios» y que «la Policía ya está en alerta».

 

Fotos

Vídeos