Las obras del muro del colegio Etxegarai de Basauri siguen sin fecha de inicio

Los padres y madres llevan meses reclamando que se mejore el muro. / MIREYA LÓPEZ
Los padres y madres llevan meses reclamando que se mejore el muro. / MIREYA LÓPEZ

EH Bildu ha presentado interpelaciones para conocer el estado del proyecto, tanto a nivel municipal como en el Parlamento vasco

LEIRE PÉREZBASAURI.

A falta de poco más de un mes para que empiece el nuevo curso escolar y aún se desconoce cuándo iniciará el departamento de Educación del Gobierno vasco el arreglo del muro de contención del colegio de Infantil y Primaria, José Etxegarai, en Basauri. Portavoces del Ejecutivo autonómico preguntados por el asunto no han ofrecido información al respecto, aunque desde el Ayuntamiento de Basauri fuentes oficiales aseguraron que «lo último que nos han dicho es que están en proceso de licitación, pero no adjudicadas y, por tanto, no conocemos los plazos de inicio de las obras». El Ejecutivo local ha contestado de esta forma al grupo municipal de EH Bildu que ante el «retraso» existente ha pedido explicaciones en el Consistorio y en el Parlamento vasco. El departamento de Educación anunció el año pasado que se iniciaría el tajo durante el «primer trimestre de 2019», aunque después puntualizó que se realizará a lo largo de «este año».

«Queremos saber si se ha dado ya el permiso de obras municipal, si corresponde la ejecución al departamento de Educación y si es así, qué plazos se barajan para la resolución de este, en nuestra opinión, grave problema», asegura el portavoz de la formación en la Administración local basauritarra, Exabier Arrieta. La coalición soberanista también quiere conocer «los potenciales peligros y perjuicios de esta situación y si el Ayuntamiento está realizando un seguimiento de esta cuestión».

Portavoces municipales puntualizaron que la institución municipal «es conocedora del proyecto y que aunque no existe permiso de obras, los técnicos municipales han dado el visto bueno a la solución presentada para la reparación de la zona afectada». Recordaron que la ejecución es en todo caso «responsabilidad completa del departamento de Educación del Gobierno vasco», aunque eso no quita para que «en reiteradas ocasiones nos hayamos interesado por el estado en el que está el proceso. Desde el Ejecutivo local también se incidió en que «no existe peligro alguno en el estado actual, ya que se ha eliminado el acceso por la zona de paso afectada». «Sí es evidente que hay un prejuicio al tener que hacer un recorrido más largo para acceder», admitieron.

Los progenitores aún así tienen «dudas». Desde la asociación de padres y madres del centro público reconocieron que no saben «nada nuevo». Personal de Educación les ha trasladado que los daños no suponen un «peligro» para el centro escolar. Portavoces del Ejecutivo autonómico a comienzos de año también incidieron en que el daño no implicaba repercusiones importantes, aunque hay cierto «malestar», más aún porque fueron los propios padres los que en «mayo de 2018» advirtieron de que el muro estaba roto y tenía una «especie de barriga».