UH marca distancias con el PNV y Auzoak tiende «la mano» a «todos»

Iñigo Hernando, en primer término, junto a los componentes de su candidatura. /E. H. B.
Iñigo Hernando, en primer término, junto a los componentes de su candidatura. / E. H. B.

Iñigo Hernando, candidato de EH Bildu, trabaja ya para llegar a los acuerdos necesarios para hacerse con la alcaldía

CRISTINA RAPOSO GALDAKAO.

El panorama político en Galdakao ha dado un giro inesperado tras los comicios municipales. Los nueve representantes con los que contaba el PNV son historia. Ahora los jeltzales están empatados a seis ediles con EH Bildu que ha superado todas las previsiones. A esta ecuación se suma la irrupción de la plataforma vecinal Auzoak. Contra todo pronóstico, esta agrupación se ha hecho con cuatro representantes y puede ser la llave de un nuevo gobierno.

Mari Paz Losada, portavoz del grupo independiente, no ha dejado de trabajar desde el mismo domingo. La candidata confirma haber mantenido «una primera toma de contacto» con una de las formaciones políticas aunque según ha explicado, por ahora «la mantendrá en secreto». Losada subraya que desde su formación tienen «la mano tendida» a todos los partidos políticos y que ante todo luchará por los derechos y necesidades de los galdakoztarras. «No queremos que a ningún vecino le quede la menor duda de que Auzoak tomará la decisión que más beneficie a toda la ciudadanía».

Con dos ediles Usansolo Herria está a la espera de que comiencen las reuniones. Su líder, Itxaso Gutiérrez, ha asegurado que escuchará y valorará las propuestas del resto de partidos, aunque también dice que tendrán «en consideración la actitud que en la pasada legislatura hayan mantenido con respecto a UH». Algo que sin duda marcará distancias con el PNV por el costoso proceso segregación que lleva años enquistado. En esa misma línea, Fernando Izagirre anuncia que ya ha trasladado a UH que continuarán trabajando por la segregación de Usansolo, pero «siguiendo la norma foral».

Así ls cosas, el portavoz socialista, Txema Larrazabal, reconoce que el nuevo gobierno pinta «un poco complicado» ya que existen varias opciones políticas de gobierno. Por todo ello, Larrazabal reconoce que «de momento» se mantendrán a la espera. Por su parte, en Podemos Galdakao están dispuestos a pactar con un alcalde que «se ponga a trabajar desde el minuto uno por la ciudadanía galdakaotarra». José Luis Bernal, líder de la formación, desvela que se reunirán con todos los partidos.

A por la alcaldía

Iñigo Hernando no se ha dejado deslumbrar por la sorpresa que ha supuesto la importante cosecha de votos de EH Bildu. De hecho, «ya nos hemos puesto manos a la obra para conseguir los cinco apoyos que necesitamos» para obtener la alcaldía. Los abertzales han constituido un equipo de trabajo compuesto por diez personas para «reunirnos y escuchar a todos y todas», confirma Hernando. «Galdakao se encuentra a las puertas de un cambio histórico. Un cambio que han demandado los vecinos y por el que nosotros vamos a trabajar», subraya.

«Siendo la fuerza más votada nos toca liderar. No obstante, antes hablaremos con el resto de partidos». Esa es la reflexión de Fernando Izagirre con respecto a los resultados. Tiene claro el gobierno que quiere: «Nuestra única línea roja será no prometer lo que no se puede cumplir»