Magdalenas para todos en Arrigorriaga

La ofrenda floral a Santa María Magdalena, a cargo de la Asociación de Mujeres Madalen. / C. RAPOSO
La ofrenda floral a Santa María Magdalena, a cargo de la Asociación de Mujeres Madalen. / C. RAPOSO

Los vecinos honran a su patrona con una misa, una ofrenda floral y el reparto de 700 unidades del rico dulce, regado con mistela

CRISTINA RAPOSOARRIGORRIAGA.

Arrigorriaga celebró ayer una de las jornadas más especiales de sus fiestas, el día de devoción a su patrona Santa María Magdalena. Como es tradición, la festividad arrancó a las 10:00 horas con la diana y pasacalles a cargo de los trikitilaris de Izalde y continuó con el clásico reparto de mistela y magdalenas. Un acto muy consolidado en la localidad que organiza el grupo de danzas local Aritz Berri.

«Todos los años agarramos el tractor remolque y nos dirigimos por distintos enclaves del municipio a repartir un vasito de vino y magdalenas. Como siempre nos quedamos escasos, este año repartiremos 700 dulces, cien más que el año pasado», explicó Matxalen Larrazabal, miembro de la agrupación de danzas. De hecho, a su paso por el municipio decenas de personas recibieron encantados ese pequeño y dulce bocado matutino.

Reparto de magdalenas y mistela.
Reparto de magdalenas y mistela. / C. Raposo

Mientras tanto, multitud de vecinos vestidos con elegantes trajes se dirigieron a la parroquia para celebrar la misa mayor en honor a su patrona. «Nunca fallo a este acto. Significa mucho para mí y siempre vengo en honor a Nuestra Señora», apuntaba emocionada María Jesús Beñaran, vecina de Arrigorriaga. Tampoco faltaron a la cita Glori y sus cuatro amigas. «Nosotras todos los días del año venimos a misa, pero para honrar a nuestra patrona nos arreglamos más porque la ocasión lo merece», decían mientras se reían. La celebración por su parte, contó nuevamente con las melódicas voces del coro Eki Eder y culminó con la clásica ofrenda floral de la Asociación de Mujeres Madalen. «Llevamos muchísimos años ofreciéndole un ramo de flores a nuestra patrona, la misma que representa nuestro grupo. La escogimos porque queríamos que homenajease la fuerza que tenemos las mujeres», detallaba Marian González, miembro de la sociedad.

Otro de los actos matinales que la ciudadanía no quiso perderse fue el concierto de la Banda Municipal de Música de Barakaldo. Los cuarenta integrantes de la orquesta deleitaron al público con siete conocidas canciones, aunque eso sí, de estilos muy diversos.

«Siempre que venimos a Arrigorriaga procuramos hacer un repertorio muy variado, desde música clásica hasta temas de rock. Nos encanta venir porque siempre nos tratan y nos reciben muy bien. Acudimos encantados a esta cita anual», ensalzaba Alberto García, director de la banda.

Colas para degustar un txakoli y unas aceitunas.
Colas para degustar un txakoli y unas aceitunas. / C. R.

Tras el espectáculo, pequeños, jóvenes y mayores formaron una fila por toda la plaza consistorial para hacerse con un vasito de aceitunas pero también de txakoli. Al mismo tiempo, adolescentes del municipio participaron en el clásico concurso de lanzamiento de güitos. Ya por la tarde, la población pudo disfrutar de las pruebas de bueyes, del festival de folklore y de la actuación de dos monologuistas.

Hoy, cita con las actividades infantiles y la tradicional paellada por la igualdad. ¡Qué no decaiga!