Un juzgado aparta al Ayuntamiento de Basauri de la acusación popular del caso de abusos

Manifestación celebrada en enero para denunciar los presuntos abusos. /BORJA AGUDO
Manifestación celebrada en enero para denunciar los presuntos abusos. / BORJA AGUDO

El Consistorio anuncia en una nota que recurrirá la decisión del tribunal de instrucción

LEIRE PÉREZBasauri

El Juzgado de Instrucción de Bilbao que investiga el caso de presuntos abusos sexuales a un menor de Basauri por parte de un entrenador de la localidad ha decidido apartar de la acusación popular al Ayuntamiento de Basauri, a petición de la defensa del acusado y de la propia Fiscalía. La decisión tiene repercusiones directas porque la abogada contratada por el Consistorio para este contencioso no podría, de confirmarse la medida, requerir penas de cárcel para el acusado, ni solicitar como una acusación más la depuración de responsabilidades civiles y penales en el caso de que el acusado se siente en el banquillo. Tampoco podrá tener información de primera mano, acceder a la fase de instrucción que se está efectuando en la actualidad, ni presentar recursos y alegaciones en el caso de que fueran necesarios.

La resolución estima que, a pesar de que la decisión municipal de incorporarse al procedimiento judicial puede estar justificada por «motivos objetivos y razonables», no estaría respaldada por la ley. Acepta así los argumentos de la defensa del acusado y la Fiscalía, que consideran que los ayuntamientos no tienen la facultad de participar en procesos judiciales relacionados «delitos sexuales a menores», a diferencia de lo que sucede en los casos de «violencia de género», en los que no es extraño que una institución ejerza de acusación popular.

La decisión no es firme y cabe recurso. De hecho, el Ayuntamiento de Basauri ha anunciado esta misma mañana que acudirá a la Audiencia Provincial de Bizkaia. Alegará que está «legitimado» para ejercitar la acción popular en defensa de las «víctimas de malos tratos y agresión sexual en base a la Ley nº4/2015 del Parlamento Vasco», que faculta en este sentido a las entidades locales, recordaron portavoces municipales.

Sin orden de alejamiento

Desde el pasado mes de marzo, momento en el que los padres del niño de 12 años denunciaran a este hombre, amigo íntimo de la familia, el tribunal bilbaíno está desarrollando la fase de instrucción. A pesar de que el exentrenador fue detenido por agentes de la Comisaría de la Ertzaintza de Basauri, la jueza decidió dejarlo en libertad y sin medidas cautelares, como una orden de alejamiento, hacia el pequeño y su familia. Otras cinco denuncias más contra esta persona, interpuestas en los últimos meses, fueron archivadas al haber prescrito los hechos y no poderse demostrar por haber ocurrido hace más de tres décadas.