Igorre presentará en Toronto su plan de ciudad amigable con los mayores

Otros 600 municipios participarán en este congreso internacional en el que se debatirán ideas para mejorar el bienestar de estos vecinos

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS IGORRE.

La International Federation on Aging (Federación Internacional sobre el Envejecimiento) ha seleccionado al municipio de Igorre para que en su próximo congreso, que se celebrará en Toronto (Canadá) del 8 al 10 de agosto, presente su proyecto de ciudad amigable dentro de 'Euskadi Lagunkoia'. Esta Federación trabaja conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud y se encarga de combatir el envejecimiento. «Cada dos años organiza un congreso internacional para tratar temas como el cuidado a las personas mayores y su salud, la amigabilidad de las ciudades o las desigualdades con colectivos como el LGTBI», explica Itsaso Bengoetxea, responsable del grupo de trabajo en la localidad vizcaína.

Igorre empezó en 2015 con su proyecto de ciudad amigable. «Cuando yo era concejala de Igualdad y Bienestar Social vinieron los jubilados y plantearon meternos en la dinámica de amigabilidad, y convertirnos en una ciudad amigable con las personas mayores; un proyecto puesto en marcha por la OMS en 600 ciudades de todo el mundo», detalla Bengoetxea. El municipio superó la fase de diagnóstico y ahora están elaborando en un plan de acción. «Se pusieron en marcha varios proyectos, y al ver esto pensamos en contar lo que hacemos en Igorre a ver si le interesaba a alguien. Mandamos un resumen y fuimos seleccionados para ir a exponerlo bien», añade.

Así las cosas, Itsaso Bengoetxea será la encargada de desplazarse a la localidad canadiense, como representante del proyecto igorreztarra en el decimocuarto congreso que organiza la IFA. Su objetivo: hablar sobre las virtudes del trabajo llevado a cabo en el municipio. «De todas las localidades que hay en la red mundial de ciudad amigables con las personas mayores, la gran mayoría son ciudades grandes, con más recursos económicos y técnicos, y por tanto mayor disponibilidad para invertir. En nuestro caso, los pequeños disponemos de menos recursos y por tanto menos opciones de contar lo que hacemos. Esta plataforma nos ofrece la posibilidad de mostrar que también hacemos cosas a nivel de política sociosanitaria en un municipio de Bizkaia de 4.000 habitantes», enfatiza.

No obstante, el pertenecer a un municipio pequeño es un aspecto que, en ocasiones, se puede volver a su favor. «Tiene una serie de ventajas, como la facilidad de empatía y el conocimiento que tenemos sobre nosotros, lo cual permite establecer dinámicas de trabajo en un trato de tú a tú», opina. En este congreso de la IFA en Toronto estarán representados unos 75 países de todo el mundo, siendo Igorre el único municipio vasco. Durante las jornadas, se trabajará en distintas líneas, desde alguna masterclass a distintos simposios. «En nuestro caso vamos a las llamadas sesiones de defensa oral, donde tendremos unos 12-15 minutos para contar nuestro proyecto junto a otros cinco o seis», concluye Bengoetxea.