El galdakoztarra Iñaki García participará con su chihuahua en el campeonato mundial de 'agility'

Iñaki García y 'Ursus', posando en su circuito de entrenamiento. / I. G
Iñaki García y 'Ursus', posando en su circuito de entrenamiento. / I. G

La competición se celebrará entre los próximos días 17 y 19 de mayo en Holanda

CRISTINA RAPOSO GALDAKAO.

Aunque los británicos fueron los primeros que comenzaron a usar el término 'agility' en la primera mitad de los años 70, aquellas personas de ningún modo se hubieran imaginado que dicha palabra más tarde terminaría bautizando lo que hoy en día es uno de los deportes caninos más famosos del mundo. Ejemplo de ello son Iñaki García, un cocinero de 41 años residente en Galdakao, y su fiel compañero 'Ursus', un de 7 años.

Estos dos inseparables amigos comenzaron su andadura en este deporte hace ya 6 años y han logrado convertirse en uno de los referentes estatales de la modalidad «mini». Ahora, se preparan para un nuevo reto el próximo mes de mayo: la competición mundial de agility, la WAO 2019. «Han pasado ya muchos años desde que comenzamos a formar parte de este deporte y puedo decir que tanto mi compañero 'Ursus' como yo hemos terminado enganchándonos. Ahora tenemos un nuevo reto en Holanda que estoy encantado de realizar», señala García.

Al igual que en toda competición, la puntuación es la que finalmente determina quien participa y quién no. Por ello, estos dos compañeros han tenido que realizar numerosos campeonatos para poder conseguir los puntos que finalmente les han dado la mayor de las recompensas; un puesto en el mundial que se celebrará los días 17,18 y 19 de mayo en los Holanda.

Biatlón y pentatlón son las dos modalidades en las que han conseguido clasificarse y para las que semanalmente se entrenan dos o tres veces al menos durante media hora. «Son entrenamientos muy cortitos pero intensos ya que hay que practicar todas las maniobras que nos puedan perjudicar en la prueba, más las nuevas que establezcan los jueces», explica García.

Tiempo limitado

Las pruebas caninas de 'agility' son un deporte en el que el guía debe dirigir al animal sobre una serie de obstáculos que tiene que librar de manera limpia y más exacta posible, y todo ello compitiendo a contra reloj. Los participantes, tal y como explicaba el galdakoztarra, desconocen por competo cual será el recorrido que les espera por lo que disponen de un tiempo limitado para memorizar la prueba. «Es una experiencia muy bonita y divertida en la que logras crear un vínculo de lo más especial con tu perro», aseguraba.