Galdakao sigue adelante con la desanexión de Usansolo sin el apoyo de los vecinos

Usansolo Herria acudió la semana pasada al Ararteko. / U. H.
Usansolo Herria acudió la semana pasada al Ararteko. / U. H.

El Ayuntamiento pondrá en marcha una consulta previa en los barrios afectados, con la que la plataforma que pide la segregación no está de acuerdo

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Tras casi un año en punto muerto, la desanexión de Usansolo y Galdakao parece haber llegado a un momento crucial. El alcalde, Ibon Uribe, ha tomado las riendas del asunto con la convocatoria de la Comisión Paritaria del proceso. La reunión, lejos de allanar el camino, ha dejado patente el desencuentro entre Consistorio y la plataforma Usansolo Herria, impulsora de la separación del hasta ahora barrio.

El equipo de Gobierno apuesta por hacer una consulta previa a los núcleos de población que conforman el barrio para «delimitar exactamente las fronteras del nuevo municipio», algo que el regidor considera imprescindible. Por eso, en la Comisión, celebrada la noche del martes, desveló que el primer paso a seguir es alcanzar «una fijación geográfica, que se haría mediante una consulta previa a todos los residentes», desveló Uribe, que adelantó mañana se celebrará una comisión informativa para recoger propuestas de los grupos políticos y avanzar en el proceso.

En la plataforma vecinal promotora de la segregación, los planes municipales no han gustado. La idea de realizar una pregunta previa a la definitiva, les parecer una piedra más en el camino. «Se quiere seguir poniendo obstáculos al proceso de desanexión y a su procedimiento. No hay voluntad política de hacerlo y confiamos en que el Ararteko medie en este conflicto», criticó Monika Mena, una de sus portavoces. La semana pasada, el colectivo acudió al defensor de pueblo vasco para explicarle en primera persona la situación y reclamar su apoyo.

La desanexión del enclave estaba en punto muerto desde que en junio del año pasado, el Consejo de Ministros no autorizase la consulta popular prevista por el Ayuntamiento galdakaotarra. Entonces el órgano del Gobierno central aseguro no ser competente y además, rechazó la pregunta que se quería realizar «ante la inexistencia de documento público alguno» que determine los límites exactos de Usansolo», recuerdan desde del equipo de gobierno municipal.

Tradición

El abogado Juan Landa, que asesora a Usansolo Herria asegura que «nunca se tendría que haber consultado a Madrid por este asunto» ya que «se tendría que haber preguntado a la Diputación que es la que tiene competencias cuando la segregación se va a hacer en una parte de un municipio». «No debería haber ningún problema porque Bizkaia tiene una larga tradición de segregaciones en Erandio, Iurreta, etc... y que es de ley», defiende

La segregación de este núcleo urbano se ha llevado a los juzgados en dos ocasiones. La primera fue en 2012, cuando Usansolo Herria recurrió la Norma Foral de Demarcaciones Territoriales. Entonces, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no atendió la petición de modificar el documento, pero finalmente la Diputación cambió esta ley y ya permite, como reclamaba la agrupación vecinal, la creación de nuevas localidades en el territorio histórico. En la última, los tribunales dieron la razón al Consistorio.

 

Fotos

Vídeos