Galdakao retoma la construcción del centro Antenna y los ascensores de Aperribai

Proyecto ganador del concurso de ideas para diseñar el centro Antenna, que irá ubicado en Lapurdi. / AYTO. DE GALDAKAO
Proyecto ganador del concurso de ideas para diseñar el centro Antenna, que irá ubicado en Lapurdi. / AYTO. DE GALDAKAO

El equipo de gobierno presenta un presupuesto para este año de 33 millones de euros en el que crecen las inversiones hasta los 4

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

La crisis se ha superado en el Ayuntamiento de Galdakao a tenor del borrador del presupuesto presentado ayer por el alcalde, Ibon Uribe. Las cuentas, que serán llevadas a un pleno extraordinario el 10 de abril, alcanzan los 33 millones de euros, un 5,36% más que las del último ejercicio. «Doblamos la inversión contemplada el pasado año, pasando de los 2,1 millones de 2017 a los 4 millones de 2018, volviendo a unos niveles de 2010», detalló el regidor, que avanzó que a estas inversiones habrá que añadir las contempladas en una próxima modificación presupuestaria que permitirá incorporar los remanentes del pasado año y con la que pretenden sortear el techo de gasto impuesto por ley a las administraciones. «Es un presupuesto ambicioso, pero que preserva una parte del ahorro para seguir disponiendo de músculo financiero», subrayó el mandatario local. Así, destacan el inicio, a finales de año, tanto de las obras del centro Antenna como de los ascensores de Aperribai.

En el caso del recinto cultural -cuyo nombre definitivo se decidirá a través de un proceso de participación ciudadana-, se colocará «la primera piedra». Las cuentas de este 2018 han reservado 557.000 de los 6,2 millones de euros que costarán los trabajos, cuya financiación se prolongará «hasta 2023». Este espacio, que se levantará en una txapela ubicada sobre el parking rotatorio de Lapurdi, pretende ser un hervidero artístico, y contará con un escenario al aire libre.

500.000 euros.
Construcción de la Casa de las Mujeres, Andraenea.
350.000 euros.
Sustitución del alumbrado por otro de tecnología led.
192.000.
Pista polideportiva abierta en Lapurdi.
279.000.
Urbanización de Bernat Etxepare.
40.000.
Creación de una zona de lactancia en Torrezabal.
246.000.
Reparaciones en Elexalde y Meatzeta.
900.000
Rotonda de acceso a los solares de Formica desde la N-634.
173.000.
Retirar la pasarela sobre la carretera en Urreta.

Los accesos mecánicos a Aperribai, por su parte, tendrán un coste de 3 millones, si bien la cuantía que destinarán este año no la conocen todavía. «Se están redactando los proyectos básicos. Son obras independientes porque se contemplan varios ascensores. La voluntad política es que, finalizados esos proyectos básicos y ateniéndonos a las fases de contratación, las primeras obras pudieran empezar a finales de este año», precisaron desde el equipo de gobierno. El Consistorio, en todo caso, ya dispone de un estudio que sienta las primeras bases sobre las necesidades de esta zona. Ese análisis considera que la solución más acertada para mejorar la calidad de vida de los vecinos pasa por instalar varios tramos de escaleras -normales, no mecánicas- y dos elevadores.

Zona de lactancia

Aunque estos no son ni mucho menos los únicos proyectos contemplados en el insólito presupuesto, que incluye, entre otros, la construcción de una rotonda en la N-634 para acceder a la zona comercial de los antiguos terrenos de Formica; la ejecución de la Casa de las Mujeres en la plaza Lehendakari Aguirre; la retirada de la pasarela sobre la carretera en Urreta; el cambio del césped de hierba artificial en Elexalde; la reparación del firme en Meatzeta; la creación de una zona de lactancia en Torrezabal; la construcción de un nuevo parking de rotación en el entorno del Ayuntamiento; la urbanización de la Bernat Etxepare; y la extensión de la oficina Esan a Usansolo.

Junto al alcalde, también presentó ayer el presupuesto Txema Larrazabal, portavoz del PSE, socio de gobierno del PNV, y quien destacó la inversión en empleo, que ha aumentado en casi un 2% respecto al año pasado. «Queremos seguir creciendo ayudando a quienes más lo necesitan y, en el caso del empleo, seguimos apostando por invertir para conseguir el propósito de aproximarnos a la tasa del 10% de desempleo», apostilló.

Ludotecas en la calle

Galdakao se ha fijado en ciudades europeas como Berlín para instalar en los parques sus ludotecas municipales y sacarlas así de las lonjas en las que están emplazadas actualmente. Para ello, colocará encima del césped deUrreta y Bengoetxe, barrios en los que los niños acuden a locales cerrados, y en San Ignacio, donde ahora no hay ludoteca, hangares o barracones que acogerán las actividades. «Cada instalación nos cuesta 177.000 euros y lo hacemos no porque queramos abaratar costes, sino porque queremos darle otro aire a estos espacios», explicó el alcalde, Ibon Uribe. De hecho, el primer edil precisó que comprar nuevas lonjas supondría a las arcas públicas un desembolso similar. «Muchas ludotecas que hemos estudiado se suelen pintar y decorar con colores muy llamativos y mejoran el aspecto del entorno. Además, permiten acercarse a los parques y hacer actividades que estén más en contacto con el medio ambiente», subrayó. En el caso de San Ignacio, la dotación irá acompañada de la cubrición, por 15.000 euros, del parque infantil para crear una especie de instalación conjunta. Cada uno de estos lugares de ocio dispondrá de 60 metros cuadrados, lo que «superará» las dimensiones de «las actuales lonjas», aseguró Uribe.