Galdakao edita un folleto para promocionar el Cinturón de Hierro

Imagen de archivo de la emblemática estructura defensiva. /A. G.
Imagen de archivo de la emblemática estructura defensiva. / A. G.

El Ayuntamiento ha elaborado un millar de ejemplares para dar a conocer los restos como parte de la recuperación de la Memoria Histórica

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

El Ayuntamiento de Galdakao presentó ayer un folleto para promocionar los tramos del Cinturón de Hierro a su paso por el municipio. El objetivo final no es solo dar a conocer los restos del que fue último baluarte ante avance de las tropas franquista hasta Bilbao, sino que busca reparar la memoria historia.

«Pretendemos facilitar su conocimiento mediante esta publicación, que viene a ser un programa de mano que puede usarse mientras se recorren los restos», destaca el concejal del área, Errupin Jauregi. En total, se han editado 1.000 ejemplares, que se han puesto a disposición del público, hasta agotar existencias. Pueden retirarse en oficina Esan, en dependencias municipales.

La iniciativa es el resultado de la colaboración de la asociación Galdakao Gogora y el Consistorio de la localidad de Nervión-Ibaizabal. El trabajo recoge en soporte de papel toda la labor de señalización que se ha llevado a cabo a lo largo de los tramos de los restos a través de distintos paneles. Precisamente, el pasado mes de enero concluyeron las labores de orientación de una de las partes del Cinturón de Hierro. En ellas se incorporaron siete puntos de información sobre diferentes hitos que pueblan el recorrido.

Asimismo, se han añadido a códigos 'QR' que facilitan la consulta a través de dispositivos móviles, redireccionando la consulta al apartado que sobre Memoria Histórica está habilitada en la web municipal -www.galdakao.eus-. Del mismo modo, se han instalado cerca de cincuenta señales de orientación para propiciar que las personas interesadas puedan realizar la ruta, sobre el que, además, recientemente se ha hecho diversas labores de mantenimiento como desbroces y acondicionamiento del entorno.

Tras estas últimas intervenciones, quienes se acerquen a este pedazo de la historia reciente, podrán identificar sin problemas puntos que tuvieron gran importancia durante la Guerra Civil. Entre ellos, se identifican los refugios para la población y para los militares, las trincheras, el nido de ametralladora o el fortín con galerías de fusileros.

La parte de este sistema de defensa que se está promocionando es la más cercana al núcleo urbano, pero existe otra parte en Usansolo. Y es que, como remarcaron ayer desde el Consistorio galdakaotarra, «somos uno de los municipios con mayor cantidad de restos». También llamado 'Campo atrincherado de la plaza de Bilbao', era un conjunto de más de 80 kilómetros de fortificaciones y defensas que rodeaban la capital vizcaína y las zonas industriales. Pese a los esfuerzos de quienes lo defendían, cayó en junio de 1937.