Mucho más que las fiestas del barrio

Cientos de personas se acercaron a la plaza para vivir en directo el inicio festivo. / CRISTINA RAPOSO
Cientos de personas se acercaron a la plaza para vivir en directo el inicio festivo. / CRISTINA RAPOSO

San Antonio inicia las celebraciones en honor al santo que da nombre a este enclave etxebarritarra. La juerga se extenderá hasta el próximo día 16

CRISTINA RAPOSOETXEBARRI.

A pesar de que el sol no dejó de brillar a lo largo de la mañana, las nubes finalmente hicieron de las suyas y terminaron cubriendo totalmente el cielo tiñendo el día de gris. La lluvia se contuvo y no hizo mella en las ganas que tenían los etxebarritarras de arrancar con sus fiestas patronales de San Antonio. Centenares de vecinos vestidos con los clásicos trajes festivos se acercaron a la plaza impacientes por escuchar el pregón de Asier Nieto, jugador de balonmano de la selección española, pero también de conocer a su sucesor del próximo año.

Micrófono en mano, el joven deportista no dudo ni un instante y trasladó un mensaje de agradecimiento y orgullo por haber sido el elegido de representar «un barrio, humilde, trabajador del que me siento afortunado de pertenecer». Acto seguido nombró y le cedió el testigo a Gorka García de la cuadrilla 'Akelarre'. Sin palabras y emocionado, éste aprovechó la ocasión para compartir los momentos vividos con su cuadrilla ya que sin ellos decía «las fiestas no serían tan especiales como lo son para mí». Todos los años me han hecho volver de allá donde estuviera a celebrar y vivir momentos únicos», reconocía. Junto a ellos, también compartieron escenario Ane y Maribel, de las cuadrillas de 'Aztindu' e 'Iluntzi' respectivamente, para promover unas fiestas «libres de agresiones machistas, racistas y homófobas». Acto seguido, García hizo sonar la explosión del txupin dando inicio oficialmente a las fiestas.

Homenaje a 'Kukutxo'

Este año las 'jaias' rompieron con la tradición y no dieron comienzo con la clásica coreografía que ha venido celebrándose durante tres años. En su lugar, la ciudadanía cantó y bailó la canción «Kukutxoarekin», un tema en euskera dedicado a la icónica mascota 'Kukutxo'. En ella se que hace referencia a «las tradiciones que siempre han mantenido viva nuestras fiestas», explicaba Silvia, miembro de la comisión y de la cuadrilla Gazte-Jo.

Media hora después de la explosión del txupin más de una treintena de cuadrillas descendieron desde Zintururi hasta la calle Maribi Iturbe bailando y cantando al son de la música que les acompañaba. Un encuentro al que no faltó nadie. «La gente siempre participa en todos los actos con muchísima ilusión y agradecimiento. No podríamos pedir nada mejor que eso», ensalzaba Silvia. Y es que este año además, las cuadrillas han diseñado chapas con un logo de cada una de ellas para intercambiarlas entre los vecinos. Una iniciativa que «sin duda muestra la unión de este barrio», destacaba la miembro de Gazte-Jo.