San Fausto ya reina en Basauri

Las pregoneras Itsaso Elicegui y Naia Baliño junto con sus compañeros de la cuadrilla Edurre y del Atlético Basauri Balonmano Club. :/FERNANDO GÓMEZ
Las pregoneras Itsaso Elicegui y Naia Baliño junto con sus compañeros de la cuadrilla Edurre y del Atlético Basauri Balonmano Club. : / FERNANDO GÓMEZ

Miles de basauritarras se congregan bajo el balcón del Ayuntamiento para dar una calurosa bienvenida a sus fiestas patronales

CRISTINA RAPOSOBASAURI

A las 20:00 horas en punto y vestidas con la clásica falda mil rayas, camisa blanca, delantal y corpiño negros, atuendo típico y tradicional de la cuadrilla Edurre, las deportistas basauritarras, Itxaso Elicegui y Naia Baliño, salían vergonzosas pero emocionadas a la balconada consistorial para arrancar con sus festejos, los 'Sanfaustos'. Una aparición que rápido provocó la ovación de centenares de vecinos que aguardaban ansiosos uno de los actos más entrañables para la ciudadanía: la lectura del pregón. «Este año hemos tenido el honor de ser pregoneras y estamos muy agradecidas por ello. Estamos muy orgullosas de representar al balonmano femenino, un deporte muy exigente, y de poder hacerlo y compartirlo con nuestro pueblo. Luchemos por unas fiestas sin agresiones, porque no es no. ¡Qué suenen esos cascabeles!» Con ese mensaje festivo, a cargo de las capitanas del Atlético Basauri Balonmano Club, la localidad se sumergía en sus festejos.

Tras el tronar del cohete, las dieciséis cuadrillas locales se agruparon para iniciar uno de los momentos «más únicos, divertidos y especiales» de las fiestas, su tradicional bajada y posterior ofrenda floral a Bingen Anton Ferrero. «Siendo de aquí es obligatorio venir a la bajada. Es impresionante el buen ambiente que se respira todos los años, son las mejores fiestas», contaba con cariño Marijose. Las exuberantes carrozas que exhibían con orgullo las cuadrillas no dejaron indiferente a nadie. «¡Aupa chavales, qué trabajazo! y ¡Gora San Fausto», les gritaba José Muñoz mientras contemplaba el desfile desde la acera con su pequeño.

Diez días de juerga

Este año encabezando la bajada estaba la agrupación Urbiko Lagunak. Con decenas de globos rosas adornando sus clásicos trajes festivos todos ellos emprendieron la bajada riendo y cantando. «Los nuevos trajes en lugar de ser rojos son rosas, por eso, este año todo nuestro equipamiento va a tono», explicaba entre bromas Iñaki Artetxe, uno de los fundadores del Urbiko. Entre todo el barullo, Txema, de la cuadrilla Aldatxa, se mostraba muy feliz porque en esta edición las fiestas se celebrarán durante diez días. «Se han portado aumentando los días de fiesta, cuantos más mejor», decía riendo. Con grandes y peludos abrigos y trenzas en sus cabellos bailaban alegres entre la multitud miembros de Itsaslapurrak. «Este año nuestra temática ha sido Juego de Tronos. Venimos preparados para cuando refresque», decía Eva Prieto.

Tampoco faltó la tradicional recepción en el Ayuntamiento. Una hora antes en su interior representantes de todas las cuadrillas, junto a varios miembros del equipo de gobierno, se fueron concentrando para dar la bienvenida a los alcaldes txikis de este año, Iraia Sánchez y Dogartzi Moreira, de la cuadrilla Urbiko. «En ediciones anteriores yo me encontraba entre el público y este año sin embargo, lo acojo como alcalde. Es todo un orgullo para mí. Esperemos que todos disfrutemos de las fiestas de un modo alegre y siempre con respeto. Como un pueblo unido que dice no a las agresiones machistas», reivindicó el alcalde Asier Iragorri.