El equipo de gobierno basauritarra acepta suprimir aparcamientos en Beltrán de Heredia

Un coche circula por la calle Beltrán de Heredia. /L. P-
Un coche circula por la calle Beltrán de Heredia. / L. P-

El PNV dio ayer el visto bueno a la enmienda presentada por Basauri Bai y a otras del Partido Socialista y de EH Bildu para aprobar los presupuestos

LEIRE PÉREZ BASAURI.

La próxima semana el Ayuntamiento de Basauri votará los presupuestos de este año. Y parece que el Ejecutivo en manos del PNV conseguirá salvar su proyecto. Ayer se celebró la Comisión de Hacienda, que sirve de preludio a la votación y los mandatarios aceptaron algunas de las enmiendas más destacadas. Un guiño necesario si el alcalde, Andoni Busquet, quiere cerrar la legislatura con tranquilidad y unas cuentas de 53,5 millones de euros, un 5% más que el año anterior.

Las cesiones a la oposición fueron de lo más variadas. Así, por ejemplo a Basauri Bai se le aceptó la solicitud de urbanización de la calle Clemente Beltrán de Heredia para que se retire una línea de aparcamientos y mejore la accesibilidad para que puedan acceder servicios de emergencia. El portavoz de la formación morada, Boby Galdos, criticó, sin embargo, que no se «nos haya aceptado ninguna propuesta más de todas las que hemos presentado para los distintos barrios».

El cortejo fue más intenso a los concejales del PSE y EH Bildu, apoyos destacados en anteriores negociaciones. Así, se aceptó habilitar una partida de 100.000 euros, solicitada por los socialistas, para ayudar a las familias basauritarras en la compra de material escolar. También se incluyó en las cuentas la reforma integral del parque infantil de la calle Karmelo Torre y la creación de baño en el acceso a Montefuerte, solicitadas ambas también por parte de EH Bildu .

En anteriores ejercicios el PNV ha podido sacar adelante su proyecto con la abstención de algún partido de la oposición, fórmula que se repetirá seguramente en esta ocasión. La portavoz del Partido Socialista de Euskadi en el Consistorio basauritarra, Marina Cadaval, no quiso adelantar su voto hasta el pleno. No obstante, todo parece indicar que seguramente no pondrán piedras en el camino. «Eran enmiendas realistas, pero pensamos que el pueblo necesita más cosas», aseguró.

EH Bildu también podría dar una abstención. «Nos han aceptado hacer la disco para los jóvenes dos veces al mes, poner papeleras de reciclaje en los centros escolares, un área de juegos para perros y los vecinos de el Kalero tendrán acceso a una reserva de libros», recordó Valle.