Una empresa huevera de Orduña vende hamburguesas y caldos de sus gallinas

Ainhoa Álava, junto a sus gallinas/Oilobide
Ainhoa Álava, junto a sus gallinas / Oilobide

Oilobide, especializada en huevos ecológicos, comercializa los nuevos productos para aprovechar toda la vida útil de sus ponedoras

ASIER ANDUEZA ORDUÑA.

Los productores de Orduña quieren seguir en la vanguardia de transformar y aprovechar al máximo el potencial de sus productos. Este es el caso de Oilobide, una granja que distribuye huevos ecológicos. Ainhoa Álava, al frente de este negocio, le está dando una vuelta a su empresa que dispone de 3.000 gallinas ecológicas muy bien cuidadas y que, afirma orgullosa, «viven contentas». Su empresa se ubica en Lendoñogoiti, en la frontera entre el municipio vizcaíno y Burgos, justo en las faldas de la Sierra Salvada.

«Estuve mucho tiempo dándole a la cabeza para aprovechar al máximo la vida útil de mis aves porque al de año y medio dejaban de poner y tenerlas que sacrificar resultaba muy costoso», explica Álava. Muchos pensamientos después, la idea resultante ha sido muy novedosa: han creado unos caldos ecológicos, que comercializa desde hace algunos meses, y acaba de sacar al mercado unas hamburguesas de 'ponedoras' cocinadas a baja temperatura y que se venden envasadas al vacío.

Ella e Iñaki Urkijo, otro empresario alavés, son los únicos productores de Euskadi que han recibido la autorización para comercializar algo más que huevos. Su aventura llega de la mano del centro tecnológico Leartiker, de Zamudio. Los primeros resultados no puede ser mejores y más satisfactorios para esta joven empresaria.

Distribución directa

«Ya nos hemos quedado sin stock de estas 'burgers'. Lo novedoso es que no hace falta cocinarlas, ya que solo las hay que calentar en el microondas y están listas para comer», describe la emprendedora orduñesa. Así que además de réditos económicos, «estos nuevos productos, permiten que podamos aprovechar toda la vida útil de nuestras gallinas ecológicas. Lo que es lo mismo, exprimimos al máximo todo lo que podemos hacer con ellas». Rentabilidad y sostenibilidad, dos de las palabras más de moda en el sector de la alimentación.

Los nuevos productos se cocinan en una carnicería de Vitoria y su distribución no ha supuesto un reto especial para las gentes de Oilobide. «Hacemos el reparto y hemos utilizado las mismas redes de distribución que tenemos para los huevos. Ya nos conocen y saben que todo lo que ofrecemos es de primera calidad», asegura con orgullo. Hacerlo de este modo «es mucho mejor» ya que los clientes, «conocen no solo lo que ofrecemos, sino a nosotros directamente, sin intermediarios», explica.

Esta productora hace toda esta labor junto a Aitziber Sáez. Juntas comercializan a diario unas 400 docenas de huevos ecológicos en tiendas de 'delicatesen' y productos ecológicos, mientras se abren camino en la hostelería. «Llegan muy frescos a las tiendas o a los restaurantes porque tardamos un día en distribuirlos», describen ambas. Sus gallinas tienen abiertas las puertas del pabellón en el que descansan y ponen sus huevos. Durante el día, tienen a sus disposición un enorme prado donde campan a sus anchas picoteando y correteando con total libertad.

El orgullo de ser un cero a la izquierda

Las gallinas de Oilobide son de la raza 'Lohmann Brown' y se alimentan de piensos ecológicos y pasto, todo ello certificado. El cartel que un día colocó la empresaria en una feria con el lema 'El orgullo de ser un cero a la izquierda', lo dice todo. El cero a la izquierda, en la hilera de cifras y letras con que se marcan los que se comercializan, indica que los huevos son ecológicos. Si en su lugar aparece un '1', indica que son camperos, con animales que reciben otra alimentación;si es un '2' se refiere a las gallinas «de suelo», que no salen de la nave. El 3, alude al sistema de jaulas.

 

Fotos

Vídeos