Detenido en Galdakao tras asaltar una vivienda con sus dueños dentro y caerse por un barranco

Detenido en Galdakao tras asaltar una vivienda con sus dueños dentro y caerse por un barranco

El hombre y su cómplice, al que todavía se busca, se llevaron dinero y un móvil tras amenazar con un cúter y un martillo a una pareja y a su hija menor de edad

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

La Ertzaintza detuvo ayer martes a un hombre acusado de un delito de robo con violencia después de que asaltara una vivienda del barrio Urtebieta de Galdakao y que, en su huida, cayera por un barranco. El arrestado y otro individuo, al que se trata de identificar, irrumpieron en la vivienda y amenazaron a los dueños de la casa, una pareja y su hija menor de edad.

Sobre las nueve menos diez de la mañana, la mujer, que se disponía a llevar a su hija al colegio, oyó cómo alguien manipulaba la cerradura de la puerta de su vivienda. Al abrirla, dos individuos, que cubrían sus caras con un 'buff', irrumpieron en el interior, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Los asaltantes, que portaban un cúter y un martillo, entraron a la habitación donde se encontraba su pareja y exigieron a ambos que les entregaran dinero y unos relojes. Tras arrebatarles una caja metálica con monedas y un teléfono móvil de un aparador huyeron del lugar.

Fue entonces cuando las víctimas del robo aprovecharon para pedir auxilio entre sus vecinos. Los gritos alertaron a unos operarios que trabajaban en una lonja del inmueble y uno de ellos persiguió a los sospechosos hasta que los perdió de vista en las inmediaciones de un túnel.

En un pequeño barranco

Horas más tarde, una llamada alertaba de la presencia de un hombre herido en una zona de huertas y monte cerrado cercana al lugar del asalto. Esta persona presentaba lesiones en la cara y se encontraba en un pequeño barranco de difícil acceso.

Mientras personal sanitario atendía a la víctima, una patrulla se percató que su descripción coincidía con la de uno de los asaltantes. Los agentes contactaron con una de las víctimas del robo quien reconoció al accidentado como uno de los ladrones, por lo que procedieron a su arresto.

El detenido, de 41 años de edad y con antecedentes policiales, fue trasladado a un centro hospitalario para ser atendido de las heridas provocadas por la caída. La Ertzaintza continúa ahora con la investigación para identificar al otro implicado en el asalto.

 

Fotos

Vídeos