El desalojo de un gaztetxe marca de nuevo el inicio de la campaña en Galdakao

Casi un centenar de jóvenes se manifestó ayer por la calles de Galdakao por el desalojo del gaztetxe. / CRISTINA RAPOSO
Casi un centenar de jóvenes se manifestó ayer por la calles de Galdakao por el desalojo del gaztetxe. / CRISTINA RAPOSO

La gazte asanblada había 'okupado' el antiguo hogar del jubilado el pasado sábado

CRISTINA RAPOSO GALDAKAO.

Ni una semana ha durado la 'okupación' por parte de la gazte asanblada de Galdakao del antiguo hogar de jubilados para convertirlo en gaztetxe. La Ertzainza desalojó el espacio el martes por la tarde en una medida que ha marcado el inicio de la campaña electoral en la localidad que ayer por la tarde fue escenario de una manifestación de protesta por la medida.

La entrada de los jóvenes en el local, de propiedad privada y ubicado en la calle Bizkai, tuvo lugar el pasado sábado. Pocas horas después, el dueño del espacio presentaba una denuncia. Al día siguiente, los agentes acudieron hasta en tres ocasiones al lugar con intención de «desalojar e identificar a las personas que estaban dentro», según confirmaron el pasado lunes portavoces del colectivo juvenil. Finalmente, a las 17:00 horas del día 7, los agentes desalojaron el gaztetxe e identificaron a dos miembros del colectivo que se encontraban en el interior según han confirmado fuentes del departamento de Interior del Gobierno vasco.

No se trata de un suceso nuevo en Galdakao. En el año 2011 un joven galdakaotarra emprendió una huelga de hambre a modo de protesta por el desalojo del local municipal ocupado como gaztetxe en el parque Máximo Moreno. Entonces la gazte asanblada logró reunirse con el Ayuntamiento para tratar el tema y conseguir disponer de «un local autogestionado».

«No nos podrán parar»

En esta ocasión y dado que no se trata de un local de propiedad pública, desde el Ayuntamiento han preferido mantenerse al margen de lo sucedido y no pronunciarse. «La ocupación de esta propiedad privada tendrá que solventarse entre el propietario y la autoridad competente», ha zanjado un portavoz consistorial.

Los que sí se pronunció fue el centenar de personas que ayer por la tarde se manifestaron por la calles de Galdakao para protestar por el desalojo. Apoyaban así el llamamiento hecho por la agrupación juvenil local. La marcha discurrió desde la plaza del Ayuntamiento hasta la plaza Santi Brouard, pasando por las calles Muguru y Zamakoa. Los participantes, a los que no amilanó la pertinaz lluvia que caía a esa hora sobre la localidad, portaban una pancarta en la que podía leerse «No nos podrán parar, adelante gaztetxe de Galdakao!».

Uno de los miembros del colectivo explicó lo sucedido en la jornada del martes. En su discurso, argumentó que ellos únicamente habían dado «luz y vida a un lugar oscuro que durante años ha estado muerto y desocupado». «Todo aquello que se sale de las normas establecidas por el sistema lo cortan de raíz», denunció el portavoz de la gazte asanblada que aseguró que pese a todo tienen «plena confianza en su proyecto». «Este solo será el primer paso en la lucha. Seguiremos trabajando por un espacio libre», proclamaron.