Denuncian la pérdida de un 30% de agentes en la Policía Municipal de Basauri

Coches de la Policía Municipal de Basauri, aparcados en la central. /I. Cecilio
Coches de la Policía Municipal de Basauri, aparcados en la central. / I. Cecilio

La asociación de policía solicita al Ayuntamiento que convoque una OPE con 14 plazas para paliar las jubilaciones que tendrán lugar este año

LEIRE PÉREZ BASAURI.

La Policía Local de Basauri sigue perdiendo efectivos. Este año «catorce» uniformados, entre ellos algunos mandos, se jubilarán. Con fecha límite de 31 de enero tuvieron que comunicar al Consistorio su intención de acogerse a la norma aprobada a finales de año por el Gobierno español que regula el delante hasta los 59 años de edad.

La decisión de dar por cerrado su ciclo laboral pone en un brete a un cuerpo policial que en la última década no ha hecho más que perder agentes. Desde el 2007 al 2016 no se convocó ninguna oposición. En los últimos tres años se ha llevado a cabo una por parte del Ayuntamiento en la que se contrató a seis personas y otras cuatro accedieron al cuerpo a través de la OPE conjunta que realiza Gobierno vasco para dotar de agentes a los municipios vascos.

Sin embargo, no es suficiente ante el destacado número de jubilaciones que se están solicitando. Este año quedarán en servicio «50 policías, sino se remedia antes», según denuncia la asociación de policía del municipio. «Tendremos un 30% menos de personal», censura el sindicato policial.

La Relación de Puestos de Trabajo de la institución local recoge que deberían formar el cuerpo 70 agentes, aunque esa cifra no se ha alcanzado en los últimos años. Como máximo han estado 64 trabajadores.

«La situación es muy grave», señalan los representantes de los agentes. «El Ayuntamiento nos propone de momento contratar cuatro interinos. Es una tomadura de pelo», claman. «Es insoportable para la plantilla. Nos encontramos con una precarización del servicio por trabajar siempre bajo mínimos», señalan. Ademá, todo irá a peor durante los meses de verano con las vacaciones.

Quieren dejar claro que «aunque los agentes hacen todo lo que pueden, no llegan a todo en condiciones, lo que significa que se pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos y de los propios agentes». «A veces no se da el servicio de forma eficiente y somos nosotros los que sufrimos el enfado de los ciudadanos cuando nosotros también somos víctimas de esta situación», apuntan.

«Veníamos ya arrastrando déficit, pero este año se ha desbocado», lamentan. Y en este sentido acusan al Ejecutivo local de «falta de previsión». «Arkaute no puede cubrir tantas bajas en un sólo municipio», señalan.

En su opinión no cabe otra posibilidad que el Ayuntamiento haga una OPE de la que salgan 14 funcionarios de carrera para que se cubran al menos los puestos que se dejarán vacantes». De lo contrario, no descartan «medidas de protesta para revertir esta situación».

Sin aviso previo

Portavoces municipales cargan contra el Gobierno central por «dejarnos sin personal de un día para otro, sin aviso previo y sin las herramientas para poder reponer de manera ágil los efectivos». Y es que el 14 de diciembre se aprobó el Real Decreto que permite el adelanto de la jubilación en las policías locales, aunque el debate y la petición estaba presente desde hace meses . Puntualizan que de las catorce peticiones, «seis» ya se han producido, aunque no todas afectan directamente al servicio en la calle. «Sólo siete corresponden a estas funciones», reconocen.

A pesar de todo aseguraron que están trabajando para solucionar el problema, aunque «no es posible sacar 14 plazas de funcionario por las restricciones de Ley de Racionalización del Estado». «Este año hemos incorporado 3 agentes interinos y hemos solicitado a Arkaute otros 4 que se incorporarán entre marzo y abril al tiempo que estamos agilizando la próxima OPE. Iremos al máximo que nos sea posible , pero no podemos concretar ahora el número, sujeto a negociación», afirman.

«Es un ejercicio de demagogia y alarmismo decir que se pone en riesgo al cuerpo y a los vecinos cuando en Basauri ha habido un descenso en la actividad delictiva», advierten desde el Consistorio.