Denuncian la falta de accesibilidad del club de jubilados más numeroso de Galdakao

El local de 'Izarra' se encuentra en el centro de la localidad, en una entreplanta. / J. U.
El local de 'Izarra' se encuentra en el centro de la localidad, en una entreplanta. / J. U.

Los integrantes de 'Izarra', que deben salvar 30 escalones para acceder al local que ocupan, se movilizarán el día 28 para exigir a una solución

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

La paciencia de los jubilados del club 'Izarra' de Galdakao, el más numeroso de la localidad, ha llegado a su fin. Ubicados desde hace cuatro años en un local situado en la calle Bizkaia, se han cansado de subir los 30 escalones que separan recinto de la calle. La nula accesibilidad unida a «la falta de soluciones que nos da el Ayuntamiento», les ha llevado a poner en marcha una serie de movilizaciones que se iniciarán el día 28, a las 17.45 horas.

«Haremos una manifestación el jueves de la semana que viene, justo antes del pleno municipal, exigiendo que se tomen cartas en el asunto bien construyendo un elevador o bien cambiando la ubicación de el club», anuncia Javier Urcelay, tesorero del colectivo. «A nosotros nos da igual lo que hagan, pero exigimos una solución. Mucha gente no viene porque no puede subir las escaleras. Solo queremos que las personas mayores de Galdakao se acerquen para que puedan disfrutar de nuestras actividades», proclama. 'Izarra' suma 600 socios y casi 200 pasan a diario por el espacio donde se ofrecen talleres, juegan al mus, ensayan en el coro o charlan animadamente.

Los socios de 'Izarra' deben salvar 30 escalones para llegar a los locales del club de jubilados.
Los socios de 'Izarra' deben salvar 30 escalones para llegar a los locales del club de jubilados. / J. U.

Las quejas por las condiciones del local no se circunscriben solo al acceso. Así, recuerdan que, «no se llevan a cabo las reformas necesarias para que esto esté en condiciones». Antes de ocupar este espacio, estaban ubicados en la antigua discoteca 'Yon', pero en 2015 la BBK cedió al Consistorio sus locales en la calle Bizkaia. El acuerdo tiene una duración de 40 años. Según explica el tesorero, «el problema es que los vecinos no quieren un ascensor exterior». Para colocar esta infraestructura «se quitaría un árbol y se construiría una pasarela para facilitar la llegada a nuestro recinto».

«Ya les advertimos»

El concejal de Bienestar Social, Txema Larrazabal, reconoce que «al principio no había ninguna posibilidad de hacer el ascensor porque no se podía». «Después, junto al arquitecto municipal, encontramos una solución para colocarlo por la parte de atrás, en el patio que existe junto al bar 'Hamaiketako. El problema es que ahora no están por la labor de darnos el permiso de obra los vecinos por un problema de seguridad. Estamos peleando con los residentes para poder llegar a un acuerdo. De momento, no lo hemos logrado», relata el edil, que matiza que «no es un problema de dinero porque el Consistorio correrá con los gastos». No obstante, Larrazabal afirma que «cuando les trasladamos desde el espacio del 'Yon', ya les advertimos que el nuevo sitio tenía problemas de accesibilidad».

«Siempre hemos intentando buscar soluciones a este problema. De hecho, hemos elaborado tres propuestas para poner un elevador ahí y yo personalmente también fui hace poco a una reunión y les expliqué personalmente lo que pasaba a los socios de 'Izarra'. El problema es que si los residentes se niegan a instalar un ascensor, legalmente lo se pueden hacer», argumenta. El bloque en el que se ubica el club tiene dos entradas. Una solo para los vecinos, y la otra para la entra que da acceso, a través de las escaleras, al club. En ambos casos, el permiso de los residentes es indispensable.