'Biotza' vuelve a protagonizar el cartel de los 'Ochomayo' de Orduña

Cartel ganador. /E. C
Cartel ganador. / E. C

La santurtziarra Mónica Alonso se ha llevado el primer premio del certamen con el que se elige la imagen de las fiestas orduñesas

ASIER ANDUEZA ORDUÑA.

Los 'Ochomayo' orduñeses, que presumen de ser las primeras grandes fiestas del calendario del jolgorio vizcaíno, ya tiene su cartel anunciador. La comisión de las 'jaiak' de la ciudad ha elegido la creatividad de la santurtziarra Mónica Alonso para que sea la imagen que represente unas celebraciones llegarán en poco más de dos meses. En su obra aparece 'Biotza'como elemento central. El entrañable txistulari se sitúa junto a la conocida como fuente de caño, que se ubica en medio de la plaza. A su alrededor no podían faltar los principales edificios de Orduña, ni el coloro rojo, también protagonista de la bandera de la ciudad.

El popular 'Biotza' es uno de los emblemas orduñeses. Su figura se basa en Pantaleón de Aguinaga Olavarría, un celebre personaje orduñés que nació en 1.838 y al que todo conocían con el sobrenombre que ahora da nombre al personaje festivo. Sillero de oficio, era un gran aficionado a las fiestas, casi tanto como «la pesca furtiva de bermejuelas, ranas o cangrejos», tal y como remarcar los distintos historiadores que han investigado su figura. Todos los escritos sobre él coinciden en describirlo como «un hombre muy estimado en la ciudad que solía vestir de manera impecable vestido con su camisa planchada y blanca, chalina, levita y sombrero de media copa». Y claro, tampoco se separaba de su viejo txistu. El instrumento con el que interpretaba sus melodías era de madera de boj de fabricación casera. Con él interpretaba «a su modo» viejas canciones aprendidas de oído de sus mayores o sencillas melodías con las que alegraba a todos aquellos con los que se encontraba. Sus obligaciones como txistulari consistían en acompañar a los mandatarios del Ayuntamiento en las grandes ocasiones, así como a dar ritmo a lo bailables que se celebraban en la plaza pública las tardes festivas. 'Bihotza' murió, curiosamente, el 14 de febrero de 1909, el Día de los Enamorados.

Mónica Alonso desconocía la historia del viejo músico cuando le colocó como protagonista absoluto de su cartel festivo. Sin embargo, sabía de su importancia como símbolo de Orduña y de sus fiestas. La ilustradora conoce de cerca las fiestas los 'Ochomayo' «porque he ido alguna vez y son muy conocidas». Eso que «en clase de diseño nos hablaron del concurso», la animaron a presentarse. También influyeron los 500 euros del primer premio del concurso. «Me los gastaré en celebrarlo con la familia y por supuesto voy a ir este año a las fiestas a disfrutar del ambiente», confiesa.

Además de su obra, en el certamen también se premiaron los trabajos de los más pequeños. Así en las categorías dirigidas al público infantil se han premiado las obras de Arrate Moreno, Arrate Mondragón, Kepa Alava, Aroa Quintela e Ilargi Gómez. La Alóndiga acoge hasta el 31 de este mes la exposición de todos los carteles presentados.

Temas

Orduña