Bildu sigue la rebaja de sueldo de sus alcaldes en Galdakao

Iñigo Hernando./PANKRA NIETO
Iñigo Hernando. / PANKRA NIETO

La formación confirma que la medida afecta «a todos» sus nuevos regidores porque «los que salieron en 2015 lo hicieron entonces». No afectará a los junteros

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

El alcalde de Galdakao, Iñigo Hernando, se bajará también el salario, según confirmaron ayer fuentes de EH Bildu. «En torno al 30%», concretaron desde la coalición soberanista, que reconoce que hay una tendencia general «en todos nuestros nuevos regidores, ya que los que salieron en 2015 ya se lo bajaron entonces y ahora lo mantendrán». La alcaldesa de Durango, Ima Garrastatxu, anunció el lunes que percibirá durante este mandato 47.000 euros anuales, es decir, 2.437 mensuales. Representa un 40% menos que lo que cobraba la anterior mandataria jeltzale, que ingresó 73.822 euros al año.

Los ingresos de Garrastatxu serán «los mismos» que percibía en su anterior puesto de trabajo como funcionaria de la Diputación. También la nueva regidora de Arrigorriaga, Maite Ibarra, prevé proponer una rebaja de 20.000 euros en su salario, pasando de cobrar 67.392 a 47.392 euros. En Zarátamo, la última de las alcaldías vizcaínas que han pasado a manos de EH Bildu en las elecciones de mayo, la medida adoptada ha sido diferente. «Allí el alcalde simplemente no se va a liberar y seguirá trabajando», confirmaron fuentes del partido.

Los apoderados vizcaínos en Juntas Generales de EH Bildu seguirán percibiendo el mismo salario que este mandato, aunque destinan una parte a su formación, como es habitual. En el Parlamento vizcaíno, los portavoces de los partidos cobran 81.368 euros anuales y los junteros liberados, 58.898. El resto puede compatibilizarlo con su actividad profesional y percibe dietas de kilometraje (527 euros al mes) y otras por asistencia a plenos (301 euros) y comisiones (150). El grupo juntero de Podemos destina a fines solidarios la parte que excede de tres salarios mínimos -1.945,80 euros, en 14 pagas-. Tanto la formación de Pablo Iglesias como EH Bildu presentaron en la pasada legislatura iniciativas para rebajar los salarios de los junteros, pero el voto conjunto de PNV, PSE y PP lo impidió.