Basauri triplica en 16 años el presupuesto de ayuda a domicilio

Usuaria de atención a domicilio./FERNANDO GÓMEZ
Usuaria de atención a domicilio. / FERNANDO GÓMEZ

El Consistorio destinó 2,1 millones de euros en 2017 a un servicio que atiende a una media de 266 personas el mes

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Que la población de Basauri está envejecida es una realidad contra la que difícilmente se puede luchar. Más de un tercio de la población supera los 65 años y requiere de ciertas prestaciones sociales. El año pasado, 316 vecinos recurrieron al Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento, una prestación dirigida a personas dependientes o en riesgo de dependencia y que les ofrece apoyo doméstico de lo más variado (limpiar la casa, preparar la comida, lavar la ropa, hacer la compra...). La alta demanda ha llevado a las arcas municipales a tener que desembolsar 2,1 millones de eurosen 2017, una partida económica muy lejana a los 761.809 euros que fueron necesarios en 2002.

Según indican portavoces municipales, se ha «triplicado» la cuantía en los últimos 16 años. Desde hace cinco, además, la asistencia se extiende a fines de semana y festivos, siempre que el demandante esté calificado por los servicios sociales como gran dependiente o con dependencia severa. Con esta ampliación se busca reforzar las medidas de carácter preventivo, pero también las asistenciales de personas que, a pesar no poder valerse del todo por sí mismas, quieren estar en sus casas y no en un centro.

316
personas se beneficiaron el servicio del pasado año, la mayoría de entre 75 y 85 años.

Las cifras hablan solas. En 2017, cada mes se trató de media a 266 basauritarras, un dato que se dispara hasta las 68.323 horas de asistencia durante todo el año. Recuerdan desde los Servicios Sociales que se realiza una evaluación individualizada de las necesidades del paciente para concederle más o menos frecuencia de asistencia. La media de horas semanales aún así se encuentra en alrededor de 5,95 y, en el caso de los usuarios más frecuentes, el 72%, se acudió a sus hogares cinco días de cada siete. En todas las casas se realizan las tareas domésticas y en algo más de la mitad se prestan cuidados de higiene y otras atenciones, mientras que en uno de cada tres se les apoya para que se relacionen con el entorno.

Tampoco el número de personas que trabajan para ayudar a los mayores basauritarras es cuestión baladí. 88 profesionales, 80 de ellos auxiliares a domicilio, se encargan de que todas las personas estén correctamente atendidas. En este sentido, la valoración del servicio es «altamente positiva», recuerdan desde el Consistorio. «El trato que reciben de las auxiliares domiciliarias es puntuado con un 9,78 de media, mientras que el 89% considera que el servicio cubre sus necesidades», apuntan.

El 77% son mujeres

«Basauri tiene un elevado porcentaje de población mayor de 65 años, por lo que asegurar y mejorar la asistencia social que les prestamos dedicándole los recursos económicos y humanos que sean necesarios es uno de los principales objetivos del equipo de gobierno», explica Asier Iragorri, concejal de Política Social.

La mayoría de los basauritarras que requirieron la ayuda municipal fueron mujeres, y en un porcentaje muy alto, en el 77%. La media de edad del conjunto de los usuarios fue de 80 años, siendo la franja de entre 75 y 85 la más numerosa. Seis de cada diez perceptores vive solo y más de la mitad han perdido a su pareja en los últimos años.