El MAZ Basauri atrae a 2.600 amantes de la música y agota entradas dos noches

Las entradas para La Casa Azul se agotaron dos días antes. / DAVID MARS
Las entradas para La Casa Azul se agotaron dos días antes. / DAVID MARS

Los conciertos del festival en el Social batieron récord de venta con 2.000 entradas, 200 más que en 2017

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El ciclo de música alternativa MAZ Basauri cerró el pasado sábado una nueva edición, la séptima, y volvió a apuntarse un nuevo récord. Y es que ha sido este año cuando se ha conseguido el mejor dato de ventas de entradas, ya que en total 2.000 personas han cruzado las puertas del Social Antzokia, doscientas más que un año antes, aunque la cifra asciende a 2.600 asistentes sumando otros actos como Txiki MAZ y los conciertos gratuitos.

Pero además, llenó el aforo, que es de 700 personas, tanto en el concierto del viernes 27 de abril, cuando se subieron al escenario Sidonie y Rufus T. Firefly, como una semana después, el 4 de mayo, cuando los protagonistas fueron La Casa Azul y Chico y Chica. Tampoco duraron en taquilla el medio centenar de bonos puestos a la venta para los cuatro conciertos y que permitieron beneficiarse a los asistentes de descuentos.

Los conciertos elegidos por la organización para amenizar la noche de los sábados fueron menos seguidos, si bien 400 aficionados se acercaron a la localidad para ver de cerca a Novedades Carminha, Vulk y Cecilia Payne. Willis Drummond, Biznaga y Los Cosméticos congregaron a 280 personas. Según se felicitaron desde la organización, «nunca antes el festival había alcanzado esa cifra de venta en sus siete años de historia».

Actos en la calle

Además de los conciertos, el resto de actividades que se prepararon en el marco del evento, y que fueron desde actuaciones al aire libre hasta talleres infantiles o sesiones de cine, también contaron con una buena respuesta. En torno a dos centenares de personas se acercaron a la carpa de Solobarria para participar en las actividades del Txiki MAZ. Un número mayor (250) asistió esa misma tarde a los conciertos gratuitos organizados para calentar el ambiente, y en torno a 100 se sentaron en las butacas del Social para ver los documentales y películas que se proyectaron con motivo del festival.

En estos años, el MAZ, un festival promovido por el Ayuntamiento, se ha convertido en un referente musical de primer nivel. Las ediciones de 2016 y 2017, de hecho, fueron finalistas de los Iberian Festival Awards, unos galardones que reconocen a los mejores eventos musicales.