Basauri ampliará la red de compostaje a los colegios

El contenedor marrón llegó a Basauri en 2013. /M. López
El contenedor marrón llegó a Basauri en 2013. / M. López

Durante 2018 se ahorraron 12.166 euros con la utilización del contenedor marrón al reducirse los costes de tratamiento de la basura

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Desde finales de 2017 los basauritarras pueden depositar los restos de la comida en el quinto contenedor. El Ayuntamiento decidió extender el proyecto que, de forma piloto puso en marcha en 2013 en Pozokoetxe y dos años después en San Miguel, para seguir avanzando en el reciclaje. Y con el comienzo del nuevo año, la intención del Ejecutivo local es dar un nuevo impulso a una iniciativa que va sumando cifras. A finales de año un 28% de la población utilizaba el contenedor marrón.

Logrado este primer objetivo, -el reto que se marcó el Ayuntamiento era en los primeros meses alcanzar el 25%- el gobierno local quiere ahora que los centros escolares del municipio participen en el proyecto. La idea es ambiciosa porque en la localidad existen nueve colegios de Infantil y Primaria -entre públicos y concertados-, un CIPEB y tres institutos. Pero es que, según reconocen los propios responsables municipales, la «cantidad de residuos» que generan en los comedores es «importante».

Por ello, la idea de los mandatarios es que si se adhieren a la iniciativa tengan «más facilidades para compostar sus restos vegetales y así que comiencen a hacerlo habitualmente», aseguran desde la institución local. Todavía se desconoce el número exacto de centros que darán su visto bueno a la iniciativa. Técnicos del Ayuntamiento visitarán personalmente en las próximas semanas los colegios para contarles de forma personalizada cómo se recicla. En un inicio tendrán disponible un teléfono de información en el que podrán resolver sus dudas.

Los funcionarios también pasarán por grandes productores de residuos, como pueden ser instalaciones municipales con comedor, fruterías, panaderías y restaurantes. De hecho, la intención del Ejecutivo es que estos se incorporen en los próximos meses.

Una vez que se conozcan las anexiones el Ayuntamiento adquirirá los contenedores, de momento ha incluido una partida de 35.000 euros en los presupuestos de este año que se aprobarán la próxima semana. Además, se pondrá en marcha una nueva campaña de información y sensibilización, que incluirá la colocación de carteles en oppis y marquesinas. «Nuestra idea es recordar a la población en general la importancia de compostar, mediante actuaciones informativas y de sensibilización en la vía pública», reconocen desde el Consistorio.

12.116 euros de ahorro

El esfuerzo que los basauritarras hacen a la hora de separar los restos de basura, tiene su recompensa. Durante el año pasado el Consistorio logró recoger 294,94 toneladas del quinto contenedor y ahorró 12.116,13 euros en el tratamiento porque la tonelada enviada a compostaje cuesta casi la mitad que la tonelada de residuo que se debe enviar a tratamiento tradicional e incineración. En cifras, 95,13 frente a 54,05 euros.

Durante el pasado ejercicio se recogieron de las calles basauritarras 15,3 millones de kilos de basura. De ellos, la mayor parte, 11 toneladas fueron residuos sólidos urbanos. Además se reciclaron 1,4 toneladas de cartón, media tonelada de voluminosos, 710.000 kilos de vidrio, medio millón de toneladas de envases, 140 de textil, 26.918 litros de aceite y 3.608 kilos de pilas.