El barrio de Larrazabal reivindica su pluralidad con un mural

Vecinos del barrio basauritarra posan junto al muro que están decorando. / A. V. L.
Vecinos del barrio basauritarra posan junto al muro que están decorando. / A. V. L.

El próximo 23 de junio celebrarán una gran fiesta con la recuperación de la hoguera de San Juan, que antaño tenía gran peso en el barrio

LEIRE PÉREZBASAURI.

La asociación de vecinos Baskonia-Larrazabal ha cambiado este fin de semana su tiempo de ocio por un rodillo y un bote de pintura. Casi medio centenar de personas han participado a lo largo del sábado y el domingo en la elaboración de un mural reivindicativo.

Han dado de esta forma color al proyecto 'Hay muro para rato', que recibió el pasado mes de abril 4.352 euros dentro de la primera edición de los premios Impulsa. Se trata de un concurso promovido por Elkarrekin-Podemos Basauri, con el que la formación política quiere devolver a la «sociedad» parte de las asignaciones públicas, que recibe mensualmente para gastos por tener representación en el Ayuntamiento y que no se han gastado en esta legislatura.

El colectivo vecinal no ha querido desaprovechar esta oportunidad para reivindicar su «pluralidad», pero también para criticar la «dejadez que sufre el barrio por parte de las instituciones». «Este mural es una forma de protestar. Si ellos no se preocupan, como viene sucediendo, actuaremos nosotros», remarcó Gotzone Gallastegui, presidenta del colectivo, al tiempo que destacó que «viviremos con dignidad».

Y esta primera experiencia en este sentido ha sido todo un éxito. «Ha estado fenomenal», aseguró. «Ha participado gente del barrio, de diferentes etnias, personas que ni siquiera nos conocíamos. Ha servido como forma de cohesión y ha estado muy coordinado», matizó.

En el proyecto además de los propios vecinos participarán Mujeres en la diversidad, la plataforma 'Ongi Etorri', el colectivo ecologista Sagarak y algunos de los grafiteros que este fin de semana concurrirán en la Urban Festa.

Una fran fiesta

A pesar de que durante las dos jornadas los participantes se afanaron a tope, todavía queda «bastante» trabajo. Desde la asociación de vecinos se ha querido desarrollar la iniciativa en un ambiente lúdico. El sábado por ejemplo organizaron una comida de hermandad para aquellos que echaron una mano.

El mural deberá estar concluido para el próximo 22 de junio. Es la fecha tope que se han marcado desde la agrupación vecinal, un día después tendrá lugar una gran fiesta en la que están invitados «todos los basauritarras». «Servirá para celebrar la realización del muro y para rescatar la celebración del día de San Juan, que antes se hacía una gran hoguera», señala Gallastegui.

La representante vecinal explicó que Sepes arreglará en las próximas semanas la parte del muro que estaba deteriorada. «Nos hemos puesto directamente en contacto con ellos, porque el Ayuntamiento decía que no les hacían caso y nos han dicho que no tienen ningún problema en arreglarlo», manifestaron desde el barrio basauritarra.

Temas

Basauri