El Ayuntamiento no realizará un informe sobre el estado de la infravivienda de Kareaga Goikoa

Imagen del estado de las viviendas de Kareaga. / A. C.
Imagen del estado de las viviendas de Kareaga. / A. C.

El alcalde, Andoni Busquet, asegura que no es «obligatorio» y que los propietarios se quedarían sin derecho a «realojo» en la futura promoción

LEIRE PÉREZ BASAURI.

De momento no habrá un informe municipal que aclare si la situación en la que se encuentran las infraviviendas de Kareaga Goikoa es delicada. La Alcaldía del Ayuntamiento de Basauri ha rechazado la petición realizada la semana pasada por PSE, Basauri Bai y PP para que los técnicos elaborasen un informe en el que se desvelara el estado real de los edificios, que en 2014 fueron incluidos en una memoria de zonas degradadas.

Considera el área liderada por el alcalde, Andoni Busquet, que el documento solicitado «no es de obligado cumplimiento» tal y como la oposición entendía. Pero además, el primer edil incide en una cuestión importante. Puntualiza que «si el edificio se declara en ruina, los propietarios pierden el derecho a realojo y además tendrían que hacer frente al coste del derribo». «El valor de sus viviendas se convierte en cero», recuerda Busquet. La oposición discrepa por existir «varias fórmulas».

Según indica el regidor, únicamente se reconoce el derecho de conceder otra vivienda en los supuestos en que hay prevista la «ejecución de una actuación urbanística que requieran el desalojo de los ocupantes legales de un inmueble». La negativa de Alcaldía de no ceder a las presiones de la oposición, no significa que más adelante se pueda elaborar una memoria explicativa de los nueve portales.

Informe detallado

«Dictaremos eventualmente las resoluciones oportunas en el caso de que los servicios técnicos municipales, en el ejercicio de su función inspectora, detecte que alguno de los bloques se encontrase en situación de ruina o incluso, ruina inminente», aseguró.

PSE, Basauri Bai y PP querían que los técnicos dejasen por escrito el paupérrimo estado de los inmuebles para que así se diera una solución provisional a los ocupantes. Entienden que «no pueden esperar y que cualquier día puede haber una desgracia». Hace dos años el concejal del PP, Gabriel Rodrigo, requirió una primera valoración, pero tampoco se llegó a elaborar.

Como solución, el Ayuntamiento ha propuesto al Gobierno vasco que realoje a los residentes en una futura promoción que podría construirse y para la que el Consistorio estaría dispuesto a colaborar cediendo un solar municipal en Uribarri. «En la aprobación inicial del PGOU se ha buscado una solución con la que todos los partidos estaba de acuerdo. Entendemos que esta solicitud corresponde a las fechas en las que estamos», detallan. En todo caso, señalan que «se actuará sin demora si hubiera que adoptar alguna medida de seguridad que propongan los servicios municipales». Por su parteElkarrekin Podemos preguntará en el Parlamento vasco en qué situación se encuentra la negociación, si hay recursos autonómicos que den soluciones y si hay recursos de alojamiento que proporcionen de momento una alternativa a estas personas.