El Ayuntamiento de Basauri aprobará la próxima semana el plan contra el ruido

El tren genera las afecciones más importantes./E.C.
El tren genera las afecciones más importantes. / E.C.

El pleno dará luz verde a un documento que se centrará en solucionar las afecciones del tren, las carreteras, la industria y las actividades de ocio

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Dice el refrán que a la tercera va la vencida, y el Plan de Lucha contra el Ruido de Basauri lleva el camino de cumplir el dicho a rajatabla. El Ayuntamiento aprobará previsiblemente la próxima semana en el pleno el documento que permitirá mitigar los efectos del paso del ferrocarril, aunque también del tráfico rodado y de otras fuentes que emiten sonidos que superan los decibelios recomendados. Ayer, el Ejecutivo local presentó en la comisión de Política Territorial y Contratación el documento, que fue aprobado de forma provisional en junio del año pasado pero que ha debido retocarse después de que la asociación de vecinos de El Kalero, en el período de información pública, presentase una serie de propuestas.

El colectivo también se mostró crítico en la primera ocasión en la que la Administración llevó el plan a pleno, y contó con el apoyo de los grupos de la oposición, lo que obligó a realizar una segunda medición del paso del tren por el barrio que reveló que los ruidos eran mayores que los registrados anteriormente.

«Nuestro objetivo es posibilitar la aprobación de un plan que plantea numerosas medidas para mejorar la calidad acústica del municipio durante los próximos cinco años», precisó Nerea Renteria, concejala de Política Territorial y Contratación. Una de las más ambiciosas es la identificación en un plano de las áreas candidatas a convertirse en Zonas de Protección Acústica Especial, ámbitos más vulnerables porque se incumplen los objetivos de calidad acústica al haber focos de ruido importantes. A petición precisamente de la asociación Kareaga, durante los siguientes tres meses a la aprobación en pleno se pondrá en marcha un proceso de análisis técnico y participación ciudadana en estos lugares.

Obras y basuras

Para mitigar las afecciones del tráfico ferroviario a la población, el plan propone que el Ayuntamiento continúe mediando con Adif y Euskal Trenbide Sarea para que implementen medidas que reduzcan los decibelios, como la instalación de pantallas que discurran junto a las vías. De la misma forma, los responsables municipales serán los encargados de interceder con la Diputación para que se instalen medidas correctoras a nivel de carreteras.

En el ámbito industrial, la institución pondrá a disposición de los vecinos una carta de servicios o compromisos adquiridos que será de aplicación en el caso de quejas. Asimismo, el Ayuntamiento se compromete a tener en cuenta la variable ruido en las diferentes intervenciones urbanísticas, a reducir el impacto de espacios y escenarios públicos, como por ejemplo en el caso de las actividades de fiestas, y a que se cumplan una serie de condicionantes acústicos cuando se hagan obras en una superficie máxima de 200 metros cuadrados durante al menos dos meses. El plan también vigilará que la próxima adjudicataria de basuras y limpieza incluya medidas para reducir los niveles sonoros que provoca el servicio.