El arte urbano toma Galdakao

Técnicos municipales acompañan a tres de los participantes en una de sus intervenciones. /A. G.
Técnicos municipales acompañan a tres de los participantes en una de sus intervenciones. / A. G.

Cinco jóvenes vecinos participan en un programa de empleo para el mantenimiento y decoración de espacios públicos

CRISTINA RAPOSO GALDAKAO.

A modo de representación de naturaleza o en formas geométricas es como hasta ahora ha llegado el arte a las calles de Galdakao, concretamente, a las zonas de los Pasadizos del Camino de Rekalde y a las escaleras situadas en la calle Zubiaurreta. Pero, durante los próximos cinco meses la localidad se sumergirá en el mundo del diseño gracias al programa de empleo y formación para el mantenimiento y decoración de espacios impulsado por el Ayuntamiento y Lanbide.

Es la primera vez que este municipio acoge una intervención de estas características que cambiará por completo algunos de los lugares más transitados. El programa, según explicó Txema Larrazabal, concejal de Empleo, tiene dos objetivos: la articulación de oportunidades de formación, empleo e inclusión para la población joven del municipio en situación de vulnerabilidad; y la mejora del paisaje urbano, dignificando y recuperando algunos enclaves en el espacio público para el disfrute de la ciudadanía. Cinco jóvenes, menores de 30 años y en paro, han podido disfrutar de esta oportunidad que, además de facilitar su tránsito al mercado laboral, también les ha ofrecido la posibilidad de plasmar distintas narrativas en sus diseños.

Aunque las tres chicas y los dos chicos que componen el grupo de trabajo no disponen de estudios o formación relacionada con el arte, ese hecho no ha sido impedimento. «En la primera fase del programa ofrecimos formación para acercarles el mundo del diseño y para que más tarde ellos mismos pudieran utilizar con mayor profesionalidad y precisión herramientas de edición», explicaba María José Rodrigo, responsable de Gaztaroa Sartu Koop Elk, entidad que desarrolla del proyecto.

Dado que la realización de un proyecto artístico no es cosa fácil ni mucho menos, todas las intervenciones artísticas han sido dirigidas por José Ramón Bañales, 'Bada', artista con más de 30 años de experiencia, pionero del arte urbano y del muralismo vasco.

La totalidad de los diseños que se van a llevar a cabo en 5 espacios diferentes del municipio han sido elaborados en equipo con todos los participantes y consensuados con los responsables municipales. Así, las próximas intervenciones se acometerán en los suelos del parque infantil de la calle Urreta y los túneles de Bekea y Aranzelai.

Muchos de los emplazamientos en los que se incidirá en los próximos meses, son zonas «muy sombrías y degradadas», apunta 'Bada'. Con el objetivo de convertir esos lugares en sitios «más amables» el grupo ha elaborado diseños e ilustraciones que se adaptasen de un modo «armonioso» al entorno. «Con estos revestimientos artísticos lo que pretendemos es transmitir distintas sensaciones a la ciudadanía, ya que es un proyecto colectivo de todos y todas», señala Bada.

«Son unos jóvenes muy implicados y con muchas ganas, vamos, un amor», define a los participantes Aritz Belaza, educador social. Aunque es pronto para determinar a qué dedicarán sus vidas, en la evaluación final Belaza podrá comprobar de primera mano si el participar en este proyecto ha hecho cambiar de opinión los participantes.