Adie permitirá que los vecinos gestionen proyectos y el dinero destinado a arreglos en Orozko

Adie presenta una candidatura renovada para renovar en la Alcaldía orozkotarra. / ADIE
Adie presenta una candidatura renovada para renovar en la Alcaldía orozkotarra. / ADIE

Seguirá adelante con la construcción de un centro cívico y reducirá la deuda de la promotora a más de la mitad

LEIRE PÉREZ OROZKO.

La agrupación vecinal Adie, en Orozko, cambia de rostros pero no de filosofía. Pedromari Intxaurraga Sautua, talador de profesión y de 59 años de edad, es el cabeza de lista de una candidatura que trabajará por un «Ayuntamiento abierto». «Tenemos una idea distinta de gobernar, unos principios que trasladamos al día a día», asegura este orozkotarra aficionado a la espeleología y a leer. Este proyecto está se basa en la «participación, transparencia y una gestión honrada y eficiente», apunta.

Y siguiendo esas directrices, Adie propone para la próxima legislatura que los vecinos puedan «hablar en el pleno, también en los puntos que hoy en día están únicamente monopolizados por los partidos políticos, así como que los propios residentes puedan proponer temas a tratar dentro del orden del día», explica Intxaurraga. La participación será tomada en cuenta por los mandatarios porque «si no es vinculante, no tiene sentido», defienden desde la plataforma vecinal, que elaborará una ordenanza de participación.

Otra de las propuestas que Adie llevará adelante si renueva en la Alcaldía será que los residentes gestiones sus proyectos y la partida económica que el Consistorio destine a arreglos. Aunque la transparencia y la participación son su bandera, no olvidan la gestión que han llevado a cabo durante estos últimos ocho años. «Hemos reducido la deuda que había de la promotora municipal y que alcanzaba los 5,5 millones de euros a 1,7 millones y nos comprometemos en la próxima legislatura a pagar más de la mitad», anuncia.

«Mejores servicios»

Política de ahorro sin restar servicios porque recuerda que cierran el ejercicio con «más de 600.000 euros». «Hemos puesto en marcha el ambulatorio y estamos trabajando en el centro cívico, un proyecto nuestro, al que PNV y EH Bildu se han opuesto a pesar de que Orozko necesita mejorar sus servicios». Y pone un ejemplo: «La biblioteca es vieja y pequeña, los jóvenes no tienen salas de estudio, ni locales de el ensayo», relata el candidato que recuerda que «el Ayuntamiento se gastó 700.000 euros en un edificio para la brigada municipal, nosotros lo recuperamos para los vecinos», afirmó.

La agrupación vecinal realizará, si gana las elecciones, un plan general de gestión de los pastos para aprovecharlos de forma más equilibrada al tiempo que se aumenta el rendimiento. Actualmente, sólo hay una ordenanza. También se elaborará un plan de montes de utilidad pública para que sea más sostenible la plantación.

En materia de empleo se comprometen a contratar el doble de personas que Lanbide y para terminar con la problemática de las lonjas proponen colocar en terrenos municipales módulos que puedan usar los chavales por franjas de edad. Seguirán con los arreglos de los caminos de los barrios. Y en el caso de que sea necesario construir vivienda anuncian que levantarán VPO, «como en el inicio de Zubiaur, no en lo que derivo luego que buscaba obtener beneficio», apunta.