La Diputación paraliza la construcción de la pasarela aérea sobre las vías en Arkotxa

Las vías tienen al barrio encajonado./
Las vías tienen al barrio encajonado.

Euskal Trenbide Sarea, que confía en retomar el tajo «en breve», comenzó las obras sin solicitar a la entidad foral un permiso para ocupar la carretera

LEIRE PÉREZzaratamo

Los vecinos de Arkotxa, en Zaratamo, no verán terminada tan pronto como les gustaría la pasarela aérea que sobrevolará las vías de Euskotren y la carretera, proyecto muy esperado para los habitantes de este barrio, cansados de tener que atravesar cada día el paso a nivel. Y es que ahora esperan sorprendidos a que Euskal Trenbide Sarea retome tras varias semanas de parón la construcción de la infraestructura. Según critican los habitantes de este enclave, las máquinas comenzaron en enero «a preparar el terreno e incluso el mallazo para el forjado». Sin embargo, y «de un día para otro», se suspendieron los trabajos. Desde la compañía ferroviaria vasca confirmaron que «la Diputación ha paralizado la obra porque faltaba de solicitar un permiso al ocuparse de forma temporal parte de un carril» de la vieja carretera que une Basauri y Galdakao. Portavoces de ETS, en ese sentido, justificaron que, «a medida que se va actuando, surgen necesidades», aunque apuntaron que «en breve» se retomará la actuación.

El alcalde, Jon Ajuria, solicitó en todo caso «prontitud» para proseguir con los trabajos ante la «peligrosidad» del lugar. Con la adjudicación el pasado octubre a Excavaciones Viuda de Sainz por 425.849 euros de la construcción de la pasarela, la entidad dependiente del Gobierno vasco daba el primer paso para cumplir una reivindicación vecinal y eliminar uno de los pasos a nivel más mortíferos de la comunidad autónoma. En la última década, de hecho, se han registrado dos fallecimientos y cinco accidentes graves en las vías.

Sortear este punto es la única opción que tienen los vecinos de Arkotxa para abandonar a pie el barrio. La futura pasarela, que pese a los contratiempos previsiblemente se inaugurará en la primera mitad de este año, estará flanqueada por dos ascensores.

Terreno municipal

Para simplificar la construcción, se instalará una viga prefabricada que se completará con un tablero hormigonado. En ambos extremos, además de los elevadores, que eliminarán las barreras arquitectónicas, se edificarán dos tramos de escaleras. En cada uno de los ascensores, que contarán con viseras de protección frente a la lluvia, podrán montarse ocho personas. La pasarela se construirá a unos metros en sentido Galdakao del actual paso a nivel. El Ayuntamiento, que se hará cargo del mantenimiento de la estructura, ha cedido para ello un terreno sobre el que se habilitará el arranque del paso desde el barrio. Los trabajos obligarán también a rediseñar la zona, a trasladar el paso de peatones, el semáforo y la parada de Bizkaibus, que dispondrá de una nueva marquesina.