El presunto asesino del policía retirado y su víctima habían mantenido varias disputas

Ertzainas en el lugar de los hechos./
Ertzainas en el lugar de los hechos.

El detenido de 37 años por matar a golpes a Antonio Cuevas Martín, de 61 años, en Amorebieta continúa a disposición judicial. La víctima y el agresor se conocían por vivir ambas familias cerca pero, al parecer, mantenían enfrentamientos desde hace tiempo

ELCORREO.COM

El policía nacional retirado Antonio Cuevas Martín, de 61 años, falleció este jueves en Amorebieta a consecuencia de la paliza que presuntamente le propinó A. J, un joven de 37 años que se dio a la fuga y fue detenido horas después en Bilbao. Según fuentes policiales, el arrestado y su víctima habían tenido una fuerte discusión. La víctima y el agresor se conocían por vivir ambas familias cerca pero al parecer, mantenían enfrentamientos desde hace tiempo.

La agresión se produjo alrededor de las 18.30 horas en en barrio de Zubizabala, una zona del extrarradio de la localidad vizcaína. Al parecer, varios testigos escucharon los gritos de la mujer y los hijos de la víctima y procedieron a llamar a la Policía vasca. Cuando los agentes llegaron a la zona encontraron un cuerpo en el suelo. Los servicios de emergencias intentaron socorrer a esta persona, que presentaba numerosas contusiones en el cuerpo, pero tan sólo pudieron certificar su fallecimiento. En ese momento, los vecinos relataron a los ertzainas que el agresor se había dado a la fuga.

La Ertzaintza emitió entonces una alerta a todas las fuerzas de seguridad con los datos del presunto asesino. Alrededor de las 20.30 horas, una patrulla de la Policía Municipal localizó el vehículo en el que había huido el sospechoso en Bilbao La Vieja y avisó a la Policía autónoma. La Ertzaintza, a partir de esa información, consiguió localizar al joven y arrestarlo. Según los portavoces del Departamento de Seguridad, el detenido tiene numerosos antecedentes policiales. El joven fue trasladado a la comisaría de la Policía vasca, donde todavía permanece.