El tranvía de Arratia vuelve a Lemoa medio siglo después

Imagen histórica del tren eléctrico en la estación lemoarra./
Imagen histórica del tren eléctrico en la estación lemoarra.

Una exposición en el centro cultural Elizondo entre el 11 y el 17 de este mes, recordará las seis décadas en las que este sistema eléctrico acaparaba las atenciones tanto de los pasajeros como de las mercancías

ALBA CÁRCAMO

El tranvía de Arratia volverá a rugir en Lemoa. El icónico medio de transporte tendrá su próxima parada en el centro cultural Elizondo entre el 11 y el 17 de este mes, jornadas en la que una exposición recordará las seis décadas en las que este sistema eléctrico acaparaba las atenciones tanto de los pasajeros como de las mercancías. La muestra la inaugurará Juanjo Olaizola, director del Museo Vasco del Ferrocarril y uno de los mayores expertos sobre este trazado.

En la conferencia del experto, que comenzará a las siete de la tarde, abordará además la importanciá de Lemoa en el itinerario, su posición como «centro neurálgico». Y es que el municipio fue el punto donde la línea, que partía de los muelles ubicados en la trasera del teatro Arriaga, se bifurcaba en dos ramales, uno hacia Durango y el otro hasta Zeanuri. Por ello fue el emplazamiento elegido para habilitar las cocheras y talleres principales.

Además, y dado el importante peso del transporte de mercancías en la sostenibilidad económica de este medio de movilidad, incluso había un ramal a la estación del Ferrocarril Central de Bizkaia y otra a la fábrica de Cementos Lemona, desde donde se llevaba la carga hasta el corazón bilbaíno.

La exposición se compone de unas 150 fotografías, grágicos, noticias de prensa, imágenes de cine, billetes y tres maquetas de tranvía entre otros objetos con los que hacerse una idea del antes y el después que marcó esta revolución, que hizo su último viaje -hasta ahora- el 30 de noviembre de 1964.