La Diputación denunciará a Etxebarri si en 14 días no permite el paso a la lanzadera de Galdakao

Un informe jurídico determina que la acción del Ayuntamiento vizcaíno de impedir la circulación de los autobuses es "nula de pleno derecho", dado que es una competencia del organismo foral

EFE

La diputada de Transportes de Bizkaia, Itziar Garamendi, ha asegurado hoy que, si antes del 23 de enero el Ayuntamiento de Etxebarri no responde al requerimiento foral y autoriza la entrada de los autobuses de Bizkaibus al casco urbano, interpondrá un recurso contencioso administrativo contra la Institución local.

Desde que el 14 de diciembre la Diputación foral de Bizkaia puso en marcha las nuevas concesiones de Bizkaibus, el Ayuntamiento de Etxebarri impide a los autobuses que unen el metro en este municipio con la localidad de Galdakao acceder al casco urbano para dejar a los usuarios junto a la estación del suburbano.

En la comisión de Transportes y Obras Públicas celebrada hoy, donde Garamendi ha comparecido a petición del PSE-EE, la diputada ha confiado en que el Consistorio de Etxebarri rectifique y permita el paso de las autobuses, de forma que la Diputación no tenga que acudir a los tribunales. "Las puertas de la Diputación están abiertas para tratar de resolver todos los problemas que vayan surgiendo. Pero lo que no podemos admitir son las actuaciones que socavan el interés público general y las competencias de las distintas instituciones", ha manifestado.

Garamendi ha explicado que un informe jurídico encargado por la Diputación ha determinado que la actuación de Etxebarri al impedir el paso de los autobuses de esta línea por el casco urbano es "nula de pleno derecho", dado que la competencia de la regulación del transporte interurbano recae en la Diputación foral. El informe ha evidenciado también que la ubicación de la parada de Bizkaibus en la calle Nerbioi de Etxebarri -a unos 700 metros de la estación del metro- representa "un peligro importante de seguridad vial para peatones y vehículos", que se evitaría si se situara junto al suburbano, según la diputada.

Garamendi ha insistido en que la Diputación está dispuesta a "hablar con quien haga falta" para resolver este problema y ha manifestado que esta línea no puede ser gestionada por el Consorcio de Transportes de Bizkaia porque no está aprobado el proyecto constructivo de la línea 5 del metro. "Estamos siguiendo el procedimiento legal establecido, precisamente porque no pensamos en ningún enfrentamiento entre municipios", ha advertido.

Joaquín Colmenero, del PSE-EE, ha censurado que, antes de poner en marcha esta línea, el Ayuntamiento de Etxebarri había advertido ya de que no autorizaría el paso de autobuses por el casco urbano, por lo que se ha preguntado por qué la Diputación foral no resolvió este problema antes de ponerla en funcionamiento. El juntero socialista ha emplazado a la Diputación a solucionar "con toda celeridad este tema", ante la situación de inseguridad para peatones y vehículos que supone el mantenimiento de la parada actual fuera del casco urbano. Colmenero ha criticado la "gestión pésima" que la Diputación ha llevado a cabo durante años de la lanzadera de Galdakao al metro y ha recordado que, en enero de 2011, durante el gobierno del lehendakari socialista Patxi López, la Institución foral paralizó ya la circulación de estos autobuses que entonces gestionó Metro Bilbao.

Jesús Isasi, del PP, ha lamentado que el PNV "se ha encargado de que el metro no llegue a Galdakao", lo que explica la puesta en marcha de esta lanzadera, de cuyos problemas ha culpado a la diputada, al entender que forma parte del Consejo de Transportes y podría haber adoptado medidas para evitarlos. Isasi ha reconocido "su parte de razón" a los vecinos de Etxebarri y se ha preguntado por qué estos autobuses no paran en Basauri.

Aitor Torre, de EH Bildu, ha lamentado que los problemas generados por esta línea son una muestra "clara" del "diálogo nulo" que mantiene la Diputación para reestructurar sus servicios de transporte y ha censurado que, cuando se generan conflictos, recurra a los tribunales para resolverlos. "Etxebarri no se opone a la lanzadera, sino a una lanzadera de la que no se determina durante cuánto tiempo estará en marcha. Etxebarri tiene razón en que esta lanzadera tiene que tener un tiempo determinado", ha considerado Torre.

En este sentido, ha emplazado al PNV a aclarar si pretende habilitar presupuesto para construir la línea 5 del metro, que extendería este medio de transporte a Galdakao, y ha criticado que este partido dé prioridad a las obras del Tren de Alta Velocidad sobre la ampliación del suburbano.

Jon Larrea, del PNV, ha defendido que, frente a los "hechos consumados e ilegales" del Ayuntamiento de Etxebarri, "la Diputación actúa conforme a la ley y con medidas legales".