Trabajadores de La Aduana de Orduña exigen "esfuerzos reales" para reabrir el balneario

El sindicato LAB censuró «la actuación» tanto de los concesionarios de la explotación, el Grupo Montenegro, como del administrador concursal y de la Tesorería de la Seguridad Social y el Ayuntamiento

A. C.

El cierre del balneario de Orduña el pasado día 9 sigue estando presente en la actualidad de la ciudad. Y más ahora, a unos días de que finalice el período de consultas (el viernes), tiempo en el que se debe negociar una solución para mantener las instalaciones abiertas. Ante la falta de avances, el sindicato LAB, único representante de la veintena de trabajadores de La Aduana, emplazó ayer de nuevo a que los implicados acometan «esfuerzos reales» para evitar que el recinto quede vacío. En ese sentido, la central censuró «la actuación» tanto de los concesionarios de la explotación, el Grupo Montenegro, como del administrador concursal y de la Tesorería de la Seguridad Social y el Ayuntamiento.

Desde el sindicato aseguraron que, «al parecer, es definitiva la liquidación de la gestión» del hotel-spa, una vez que el grupo inversor interesado en asumir la explotación se retirara hace unas semanas «por la aparición de una deuda de 170.000 euros» con la citada entidad nacional. Así, consideran que en la forma de abordar esta crisis ha primado más «el interés económico» de los actores implicados que buscar una solución viable que garantice que perdure el balneario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos