Historias de postal

Tarjeta que recrea el camino a la iglesia de Lemoa a principios del siglo XX./
Tarjeta que recrea el camino a la iglesia de Lemoa a principios del siglo XX.

Un libro reúne un centenar de tarjetas que hace un siglo difundieron la cultura y el patrimonio de Lemoa y el valle de Arratia

ALBA CÁRCAMOlemoa

Antaño no habría internet, pero ya existían mecanismos para difundir por los cinco continentes los encantos folclóricos y naturales de una región. Es el caso de las tarjetas postales con imágenes de Lemoa y del valle de Arratia que viajaron y exportaron durante la primera mitad del pasado siglo la cultura, el patrimonio y la naturaleza vizcaína a innumerables países europeos. Ahora, un libro rescata la parte más visual de ese pasado que muchos consideraban ya perdido.

El autor del volumen, Jon Urrutxurtu, ha recopilado 89 de estas joyas, cuya antigüedad se remonta a antes de los años cincuenta. Con destinos tan variados como Múnich o Francia, las misivas dan cuenta de la riqueza paisajística de la zona tanto con dibujos como con fotografías. La compilación, que ha exigido 15 años de trabajo, es tan solo un pedazo de historia ya que, explica, "seguro que en las colecciones familiares existen numerosas tarjetas postales fotográficas, que pueden ser objeto de otro trabajo".

Evolución urbana

Además, deja patente la evolución de los municipios desde entonces. El camino hacia la iglesia de Lemoa, por ejemplo, muestra que antaño eran campos y no edificios los que circundaban al templo religioso. Matasellada en 1913, la postal recuperada fue enviada a tierras francesas.

Aunque no fue la única estampa lemoarra que cruzó fronteras. Editada por el Museo de las Guerras, se ha hallado una imagen posterior a 1937 titulada 'Peña Lemona, lugar de encarnizados combates'. En opinión de Urrutxurtu, Arratia posta txartelean (Arratia en la tarjeta postal) es "una ventana que nos ayuda a conocer la vida de un pasado no muy lejano", un tiempo en el que, pese a que la comarca ha sido considerada "un paraje anclado en el pasado, el paradigma de la Bizkaia profunda", no pasó desapercibida para la vista de los editores, algo que confirman "el gran número de postales reunidas".