Las zonas exclusivas para perros sueltos aspiran a mejorar la convivencia en Galdakao

El Consistorio delimitará espacios acotados para que los animales de compañía puedan campar a sus anchas bajo la atenta vigilancia de sus propietarios

A. CÁRCAMO

Los diferentes puntos de vista entre los propietarios de perros y vecinos de Galdakao que no tienen canes ha llevado al Ayuntamiento a buscar nuevas medidas para «facilitar la convivencia». Con ese objetivo, el Consistorio delimitará espacios acotados para que los animales de compañía puedan campar a sus anchas bajo la atenta vigilancia de sus propietarios.

Y es que la ordenanza municipal no permite que los canes estén sueltos por las calles, algo que en ocasiones no se cumple y genera las críticas de algunos residentes, al tiempo que no contenta a los dueños que, para que sus perros estén libres, tienen que abandonar la localidad. Por ello, el equipo de Gobierno abordará esta cuestión con el resto de grupos políticos para, «antes de finales de año», encontrar una postura que satisfaga a todos.

Portavoces del Ejecutivo local precisaron que «barajamos varias alternativas, no demasiado alejadas del centro, pero hay que ver qué posibilidades existen en cada lugar». Y adelantaron que, hasta entonces, se harán «labores de concienciación» en el punto de mayor fricción: los excrementos. Además, la Policía Municipal no llevará a cabo controles a los propietarios de los perros, aunque sí una labor informativa para mejorar la convivencia.