El Ayuntamiento de Lemoa cierra 2013 con superávit y las arcas completamente saneadas

El Consistorio tenía una deuda con su propia contabilidad de 702.500 euros

ALBA CÁRCAMO lemoa

El Ayuntamiento de Lemoa terminó el año pasado de sanear sus arcas. Durante 2012 ya avanzó en saldar parte del déficit estructural que presentaba y al que en 2013 dio carpetazo. El Consistorio tenía una deuda con su propia contabilidad de 702.500 euros, importe que se destinó en la pasada legislatura a gasto corriente pero que debía haberse utilizado en inversiones.

De acuerdo a la ley, el montante obtenido hace varios años por la venta de unos terrenos en Pozueta y unas viviendas en la calle consejero Atutxa debía reponerse. Así, hace dos años redujeron en un 60% ese déficit y el balance económico de los pasados doce meses ha permitido restituir los 262.700 euros restantes.

Eso ha sido posible por el superávit obtenido, de 213.0000 euros, otros abonos y con «el duro trabajo diario», según puntualiza un equipo de Gobierno para el que «esta deuda es la herencia que recibimos de años de irresponsabilidad en la gestión, herencia que nos limita para realizar nuevas inversiones en infraestructuras municipales». Para alcanzar este objetivo , la institución local ha adoptado medidas como renegociar las pólizas de los seguros municipales, controlar los gastos generales, «conseguir mayores ingresos, poner en marcha políticas de eficiencia energética y reducir considerablemente la cantidad de dinero que percibían la alcaldesa, los concejales y los partidos».

El pasado año el Consistorio gestionó un presupuesto de 3,4 millones de euros, montante que se verá reducido este año. Y es que las previsiones de ingresos para 2014 son de 3,2 millones, entre los que 455.000 euros iban a ir dirigidos a inversiones. Pero el Ejecutivo local no pudo aprobar las cuentas frente a una oposición mayoritaria en el pleno municipal.