El PSE facilitará la aprobación de los presupuestos de Basauri para este año

Los socialistas y el PNV ultiman un acuerdo que contempla acciones a favor del empleo y mejoras urbanísticas en barrios como Ariz y Urbi

LEIRE PÉREZ basauri

El grupo municipal del PSE en Basauri anunció ayer que facilitará al equipo de Gobierno la aprobación de su proyecto de presupuesto en el pleno ordinario de final de mes. Unas cuentas valoradas en 50 millones de euros que premian el área de Política Social con el incremento de las ayudas sociales y que son continuistas con respecto a años anteriores. La portavoz del PSE en el Ayuntamiento, Loly de Juan, aseguró que existe un «principio de acuerdo» y, aunque todavía faltan por limar algunas discrepancias, ya está en disposición de adelantar que «facilitará» la aprobación de las cuentas para este año, como ya hiciera el año pasado cuando su voto también permitió sacar adelante el proyecto presupuestario. En cualquier caso, la edil matizó que su grupo todavía debe valorar si el apoyo será directo con un «sí» o a través de una «abstención». Desde el equipo de Gobierno renunciaron a hacer declaraciones al respecto hasta que se celebre la comisión de Hacienda y se escenifique el pacto al que, en un principio, no se sumarían ni PP ni Bildu.

Según declaró Loly de Juan, los socialistas han conseguido del PNV una serie de «compromisos» en distintos ámbitos y áreas que apuestan por «generar empleo» y relanzar «actuaciones urbanísticas», según informaron. Entre ellos estaría que en el caso de que la institución pública obtenga la ayuda europea para la construcción de la pasarela Urbi-Ariz -alrededor de 700.000 euros- se destine junto al importe que el ejecutivo obtenga en las licitaciones que por la crisis se den a varios proyectos urbanísticos, a la mejora de los barrios de Urbi y Ariz.

Ariz saldrá especialmente beneficiado porque el acuerdo mejorará la accesibilidad del Grupo Federico Mayo, una actuación de similar características a la que se ejecutó en la barriada de Hernán Cortés. La construcción de un centro cívico en el barrio de San Miguel y a la edificación de un ascensor el Centro de Iniciación Profesional de Etxebarri y Basauri -CIPEB- son otros compromisos alcanzados con el PNV, según informaron desde el PSE.

Discriminación positiva

El principio de acuerdo también incluye como novedad que en los contratos que adjudique el Ayuntamiento se tenga en cuenta la contratación de colectivos excluidos o que encuentran dificultades en la contratación como jóvenes, mayores de 45 años y personas con familiares dependientes.

Donde no se ha logrado un acuerdo es en el área de Política Social. La elaboración de unas bases más flexibles para la entrega de las ayudas no periódicas municipales, uno de los temas más controvertidos de los últimos tiempos en el Ayuntamiento, también ha sido incluida por el PSE en la negociación. Sin embargo, según adelantaron ayer, no se habría obtenido un acercamiento para que en los futuros criterios no se incluya ni la segunda vivienda ni la declaración de la renta del año anterior.