La informatización del alumbrado paliará las pérdidas energéticas en Arrigorriaga

El plan permitirá localizar una bombilla fundida al instante./
El plan permitirá localizar una bombilla fundida al instante.

El Consistorio implantará un control monitorizado de la red municipal para ahorrar y acelerar el tiempo de respuesta ante cualquier incidencia

ALBA CÁRCAMOARRIGORRIAGA

El alumbrado de Arrigorriaga se tornará en inteligente en los próximos meses. El Ayuntamiento sacará a licitación a lo largo de este año el suministro y mantenimiento de la energía municipal de la mano de un plan que controlará en tiempo real las redes públicas. De este modo, un sistema informatizado de monitorización vigilará en tiempo real las desviaciones energéticas que se produzcan.

Según explicó el alcalde, Asier Albizua, esta herramienta se implantará tanto en el alumbrado como en dos edificios -los que mayor gasto generan- y cubrirá las zonas que acumulan «el 80% del consumo». Así, «si se funde una farola en el número 7 de la calle Padura, se detectará en el monitor al momento». La medida, que se aplicará igualmente en el colegio y el polideportivo, «avisará si te dejas luces encendidas cuando no corresponde y si hay pérdidas de energía en algún punto concreto», ejemplificó. El máximo edil puntualizó que en la nueva Casa Consistorial no es necesario instalar este sistema ya que «es nuevo y energéticamente no genera problemas».

El objetivo pasa por «mejorar el servicio y que los tiempos de respuesta sean más cortos», al tiempo que conseguir un «ahorro importante». Actualmente, el Ayuntamiento destina más de 700.000 euros para abonar facturas de electricidad y combustible, a lo que se suman los gastos de «mantenimiento, los repuestos y el personal».

Medio millón de inversiones

Sin embargo, con este proyecto se unificarán ambos servicios y se llevarán a cabo inversiones por valor de medio millón de euros. Si bien todavía resta definir el precio del contrato -a ocho años-, el mandatario local puntualizó que «todos los servicios en su conjunto costarán más o menos como lo que pagamos ahora sólo por el suministro».

Para ejecutar el plan, el Consistorio cuenta con la colaboración del Ente Vasco de Energía, que ha intervenido en la elaboración de los pliegos de contratación -tiene que darles un «último repaso»- y estará presente en la mesa de contratación. La entidad, que realizó una auditoría de las instalaciones municipales para definir las mejoras a implementar, lleva más de un año tutelando a la Administración local, que busca también «mejorar los rendimientos y limitar las emisiones medioambientales».

En ese sentido, Albizua desgranó las principales metas de este plan, como «mejorar el mantenimiento de todos los servicios». «Ahora estamos en parte limitados porque lo hacemos con medios propios y con algunas subcontratas de diferentes empresas. Cuando se haga cargo sólo una, seremos más eficientes».

Asimismo, el proyecto pretende «reducir el CO2 y el consumo de energías fósiles». El máximo edil confía en que el proceso finalice «en unos meses», ya que «creemos que es algo bueno que deberíamos acometer cuanto antes». Por el momento, resta también que la oposición «de su opinión» sobre los criterios de contratación.