Mujeres reclaman en Gernika «socializar» el trabajo doméstico

La baserritarra Adela Andikoetxea, la emprendedora Lourdes Moreno, la científica Maribel Arriortua y la cantante Izaro Andrés./f. gómez
La baserritarra Adela Andikoetxea, la emprendedora Lourdes Moreno, la científica Maribel Arriortua y la cantante Izaro Andrés. / f. gómez

La Casa de Juntas acogió ayer la tercera asamblea anual de Electas Vascas, que hizo un llamamiento a movilizarse el 8 de marzo

IRATXE ASTUI

'El Besamanos', la joya artística en la que hace cuatro siglos el pintor Francisco de Mendieta puso de relieve el papel histórico de la mujer en la política y que cuelga en lo alto de una de las paredes de la sala de plenos de la Casa de Juntas de Gernika, tuvo ayer más simbolismo, si cabe, en el hemiciclo. Y es que, unas doscientas políticas de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava celebraron ayer la tercera Asamblea de Mujeres Electas Vascas en el inmueble, que un año más sirvió para visibilizar el «importante» papel que ocupan las mujeres en la sociedad.

Durante el encuentro, en el que parlamentarias, diputadas, junteras, alcaldesas y concejalas fundieron sus diferencias ideológicas entre besos y abrazos, se subrayó, asimismo, la necesidad de «denunciar la precariedad laboral y pobreza de las mujeres, luchar contra todas las formas de violencia machista y rechazar la exclusión y el racismo». La lectura de la Declaración Institucional del 8 de Marzo por parte de mandatarias de diferentes ayuntamientos de los tres territorios abogó también por la desaparición «de todos los sistemas de opresión y discriminación que afectan a las mujeres», así como por «socializar la responsabilidad del trabajo doméstico y del cuidado con los hombres y las instituciones públicas».

Cuatro profesionales reciben un reconocimiento como referentes en diferentes campos

Aurresku en clave femenina

Durante la asamblea, las participantes lucieron en sus cuellos el pañuelo que durante el acto de recepción utilizaron a modo de 'soka' para bailar el tradicional aurresku de mujeres protagonizado por Beti Jai Alai Dantza Taldea de Lekeitio. Tres toques de la 'adarra' dieron poco después comienzo a la sesión en la que las electas vascas llamaron a la movilización el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

«Nos vemos en las calles de nuestros pueblos», animó la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui. La reunión tuvo su momento más emotivo durante el homenaje y entrega del reconocimiento 'Atzo-Gaur-Beti' a cuatro profesionales «referentes para las nuevas generaciones» como la científica Maribel Arriortua, la cantante Izaro Andrés, la baserritarra Adela Andikoetxea y la emprendedora Lourdes Moreno.

Las cuatro galardonadas destacaron en sus discursos el papel que jugaron sus madres y abuelas «en lo que ahora somos» y animaron a las jóvenes a «poner pasión en su trabajo y buscar la excelencia», subrayó Moreno. La cantante Izaro entonó un 'Gernikako Arbola' que emocionó y puso en pie al hemiciclo como colofón a un acto «digno de exportarse al mundo», elogió el historiador Alberto Santana, presente en el acto.